Inculcar a tus hijos a comer saludable es ideal para ellos

En la infancia, es muy importante para los niños comenzar a sentar las bases de una buena alimentación. Cada día surgen nuevos programas dirigidos a una mejor educación de los padres, quienes son los responsables de que se sus hijos aprendan a comer sano desde pequeños.

Tanto en el grupo familiar como a nivel de centros educativos, la alimentación se ha convertido en uno de los ejes principales. Incluso en algunas escuelas forma parte del proyecto educativo por considerarse uno de los aspectos más importantes y fundamentales en el desarrollo de los más pequeños.

Comer sano desde pequeños es incorporar alimentos de buena calidad y, en la medida de lo posible, que no contengan azúcares y grasas saturadas. Así, estos niños serán, en el futuro, adeptos a las comidas sanas y rechazarán lo que se considera comida chatarra.

No afirmamos que sea una tarea difícil de llevar a cabo, pero siempre aparecerán obstáculos y, por supuesto, esto hace que a los padres les surjan muchas dudas. La primera inquietud que aparece entre los padres es consultar por qué hay niños que comen más que otros. La respuesta ante esta situación es que él bebé está acostumbrado al sabor dulce de la leche, mientras que la papilla, al contener cítricos, tiene un sabor ácido que él logra diferenciar muy fácilmente.

¿Cómo dar el ejemplo de la buena alimentación a nuestros niños?

A los niños debemos educarlos haciendo cosas que no podemos exigir si no damos muestra de ello. Es decir, si les vamos a dar una papilla de verduras y pescado, no deberíamos comer una pizza delante de ellos o consumir dulces todos los días. Recuerda que los primeros pasos en la buena salud de los infantes se dan cuando son unos bebés, por eso tenemos que comer dando ejemplo, de manera que sentemos correctamente las bases nutricionales de nuestros hijos.

La costumbre de comer sano desde pequeños se genera con una gran variedad de alimentos disponibles en nuestro hogar, ya que así es como se podrán acostumbrar a los diferentes sabores. La recomendación mejor essentarse junto a ellos y enseñarles los diferentes estilos de la gastronomía que se consumen en casa.

Recomendaciones para comer sano desde pequeños

En aquellos casos en los que el niño no coma todo lo que le suministremos como alimento, no debemos desesperarnos o enfadarnos. Con paciencia y un poco de tolerancia seguro que conseguiremos que ellos poco a poco vayan adaptándose a los nuevos sabores de los alimentos.

Hay quienes utilizan la estrategia de darles de lo que se está cocinando a modo de prueba para ir adelantando de alguna manera el proceso de aprendizaje. Por ejemplo, si estas picando verduras como zanahoria o trocitos de jamón,  les puedes ofrecer pequeñas cantidades sin obligarlos para que las degusten.

Otro truco que se puede emplear es el de usar distintos colores en la comida; por ejemplo, preparando cremas blancas, hechas con patatas, coliflor o cebolla. También se pueden hacer cremas en tonos naranjas con zanahoria y calabaza.

Otra táctica es la de dejar que el niño toque los alimentos y manipule la comida, así se irá acostumbrando y se familiarizará con ellos. Además, puedes decorar el plato para hacerlo más atractivo y llamativo ante sus ojos.

Eso sí, recuerda que los dulces debes suministrárselos solo de vez en cuando. La razón es muy sencilla: en caso contrario puede llegar un momento en que el postre sea para ellos más importante que el primer plato y acaben por aborrecer lo último.

Consejos para enseñar a comer sano

Enseñar a comer sano desde pequeños y desde la casa mediante una dieta equilibrada y saludable es garantía de que los niños gocen de una buena salud durante toda su vida.

Un consejo importante es dejar que el niño termine de comer una vez que haya saciado su apetito. Siempre dentro de unos límites, los niños pequeños comerán hasta que dejen de tener hambre, por lo que ellos mismos nos indicarán cuál es ese momento.

Si bien es cierto que los gustos y desagrados se comienzan a formar en el proceso de la lactancia, tampoco se descarta la posibilidad de que tengas que darle al niño un determinado alimento durante varias ocasionespara que en algún momento lo acepte.

Leave a Comment

Comparte en tus Redes Sociales:
Facebook
Twitter
Instagram