Inculca la independencia en tus hijos

Inculca la independencia en tus hijos

A los niños les encanta aprender

• La comunicación abierta y honesta creará un lazo de por vida con su niño.
• Las rutinas y las responsabilidades le enseñan a su hijo lo que se espera de él. Cuando se rompe alguna regla, debe haber una consecuencia natural.
• A medida que le enseña a su hijo a ser independiente, también deberá enseñarle a mantenerse a salvo.
• Aprender a ser un buen amigo es una destreza que usted le puede enseñar a su niño.
• Su pequeño niño está empezando a explorar el mundo exterior. ¡Es muy emocionante, pero también puede ser aterrador!

Los niños de 4 a 6 años de edad:

• Empiezan a desarrollar su propia independencia y a formar amistades verdaderas.
• Aprenden las reglas de juegos más difíciles.
• Desarrollan destrezas de vida importantes.

Establezca límites.

Cuando los niños hacen algo en contra de las reglas, explíqueles de forma simple y con pocas palabras:

• Que lo que hicieron estuvo mal.
• Lo qué pasará si su conducta no cambia. Las consecuencias deben ser lógicas, coherentes y sencillas. Por ejemplo:
o Si su hijo monta la bicicleta sin un casco, no podrá montarla por un día o dos.
o Cuando su hijo no comparta un juguete, no podrá jugar con él por el resto del día.

Cree y mantenga rutinas.

Enseñe las reglas al establecer rutinas diarias.

Los niños se comportan mejor cuando saben qué esperar.

En la mañana:

• Uso del baño
• Vestirse
• Tomar el desayuno

A la hora de dormir:

• Tomar un baño
• Cepillarse los dientes
• Leer un cuento

Programe horarios específicos para ver la televisión, jugar video juegos y para la computadora. Cuando sabe lo que su hijo ve en la televisión, puede evitar contenido de violencia así como otros temas que no son aceptables. Limite “el tiempo total frente a una pantalla” a 2 horas diarias.

Leer a la hora de dormir Esto ayuda a su hijo a:

• Tranquilizarse después de un día atareado
• Aprender a leer

Coman juntos las veces sea posible.

Es una magnífica manera de pasar tiempo juntos y compartir las tradiciones familiares, mientras enseña buenos hábitos alimentarios y modales en la mesa.

Tómese el tiempo para hablar y escuchar

Los niños se sienten importantes cuando los adultos se toman el tiempo para hablar con ellos. Hable con frecuencia y acerca de muchas cosas, les ayuda a sentirse seguros de sí mismos. Pregúntele acerca de sus amistades y las actividades que disfruta. Cuéntele sobre de sus propias experiencias, las mejores y las peores.

Pregúntele:

• “¿Qué fue lo mejor que sucedió hoy?”
• “¿Qué fue lo más difícil que sucedió hoy?”

Hágale saber que es normal tener sentimientos negativos y hablar de ellos. Cuéntele a su hijo lo mejor y lo más difícil de su propio día. Esto le enseñará que todos tenemos altas y bajas.

Asígnele responsabilidades

Cuando los pequeños copian los quehaceres domésticos cada día, realmente están aprendiendo a contribuir. Con su apoyo, las tareas se realizarán con pocos recordatorios. Mientras crecen, pueden empezar a tener responsabilidades verdaderas, como:

• Poner la mesa
• Recoger sus juguetes
• Alimentar a las mascotas
• Colocar la ropa sucia en el cesto

Vea cómo crece la autoestima de su hijo cuando se le da la oportunidad de ayudar.

Related posts

Niños que enfrentan a la autoridad, son exitosos

Niños que enfrentan a la autoridad, son exitosos

¿Sabías qué un niño que no se queda callado, que responde de forma retadora a todo lo que le dices o pides, aún cuando vuelve loco a cualquiera, puede ser un adulto feliz y exitoso? Esa es la opinión de Elaine Taylor-Klaus y Diane Dempster, expertas en atención de niños con trastornos de déficit de

Descubre si tus hijos son víctimas de acoso escolar

Descubre si tus hijos son víctimas de acoso escolar

Durante la niñez los niños se pelean, en muchas ocasiones se enfadan e incluso se llegan a insultar. No se trata de que esas conductas queden impunes o que no tengan consecuencias, pero tampoco se pueden confundirlas con el bullying. Para hablar de bullyng, tiene que haber un acoso continuado en el tiempo de un

Comentar