Gastritis en los niños

Los bebés y niños no están exentos de padecer gastritis, por eso te decimos sus causas y qué hacer.
Cuando escuchamos la palabra gastritis por lo general lo asociamos a una vida de malos hábitos alimenticios, alto consumo de picante e irritantes, así como bebidas que dañan el estómago, pero sobre todo, lo asociamos a la vida adulta.

Sin embargo, la gastritis también puede afectar tanto a los bebés como a los niños, si bien no son exactamente las mismas causas, sin duda el dolor puede ser igual de intenso y de no recibir tratamiento puede volverse un problema serio.
Las causas de la gastritis en pequeños se asocian principalmente a alimentos que pueden irritar su estómago, pero además influyen ciertos padecimientos como elestrés, así como enfermedades infecciosas como la escarlatina y el sarampión.

Cuando un niño padece gastritis los episodios de dolor son más cortos, pero pueden ser muy intensos. En general, un pequeño siente una fuerte molestia en la parte superior del abdomen, bajo el esternón, y la sensación empeora después de haber comido.

De no tratarse a tiempo, las consecuencias de la gastritis pueden generar inapetencia, náuseas y dolor de cabeza, a veces acompañados de vómitos y fiebre. Por ello, lo primero que debes hacer si tu peque presenta estas molestias es acudir a su médico, para que realice cambios en su dieta y designe el tratamiento más adecuado a su caso. ¡Cuídalo mucho!

Leave a Comment

Comparte en tus Redes Sociales:
Facebook
Twitter
Instagram