Fortalece la memoria de tus hijos

Fortalece la memoria de tus hijos

Apoya a tus hijos a mejorar su memoria, y al mismo tiempo aprovecha la oportunidad de aprender y divertirte junto con ellos.

Una de las mayores tareas de los padres es impulsar el desarrollo tanto físico como mental de sus hijos. Dentro de la parte intelectual se encuentra la memoria, conoce qué hacer para ayudar a que tus hijos tengan una buena capacidad de almacenar información.

Alimentación

Una alimentación balanceada es indispensable para su crecimiento y para el correcto funcionamiento de su cerebro. Algunos alimentos buenos para la memoria son: Nuez, salmón por su alto contenido de Omega 3, agua que lo mantendrá bien hidratado, y no dejes que coma muchos dulces porque el azúcar puede afectar su retención.

Temprana edad

La memoria es como un músculo que necesita ser ejercitado y alimentado desde la infancia y fortalecer a lo largo de los años; así que desde pequeños incentívalos a memorizar.

Razonamiento

Una de las principales claves para que la información se resguarde en la memoria de largo plazo es que los niños entiendan perfectamente el significado de lo que se les está enseñando.

Temas de interés

Conoce los temas que le interesan a tus hijos, y a partir de ello motívalo a resolver las dudas que le surjan. Cuando tus hijos hacen una pregunta, su cerebro está dispuesto a aprender y almacenar la respuesta, de esta forma será más fácil que la encuentre cuando la necesite.

Repaso constante

Como dijimos anteriormente, la memoria es como un músculo que necesita ejercitarse para estar fuerte, ahí radica la importancia de hacer repasos y ejercicios frecuentemente; establece días y horarios para realizar dinámicas en las que tengan que recordar información.

Ejercitarla con juegos

Algo importante es que no lo vean como una obligación si no como un juego. Pueden jugar memorama con canciones en las que haya secuencias de objeto o nombres. También puedes jugar con tarjetas, sólo coloca en unas tarjetas los nombres y figuras de animales o flores, ponlas boca abajo sobre la mesa, voltea y acomoda siete de ellas, deja que las vea por unos 30 segundos, voltéalas de nuevo y tu hijo deberá recordar los nombres y su acomodo.

Related posts

No a los gritos

No a los gritos

Gritar es el recurso más utilizado por los padres cuando no les quedan más recursos educativos para hacer entrar a sus hijos “en razón”. La argumentación, el sentido del humor, la negociación, la empatía se esfuman cual humo y aparece lo más primitivo de nosotros: la orden tajante, con tono desafiante y agresivo, el grito

El temperamento del bebé. Consejos prácticos

El temperamento del bebé. Consejos prácticos

“¡Tan pequeño y con un temperamento tan marcado!”. La mayoría de los padres hemos pensado algo así cuando nuestro bebé se ha lanzado a llorar con todas sus fuerzas en mitad de la noche para reclamar su alimento o su chupete. Cuestionarnos si debemos o no responder a las demandas de nuestro bebé de forma

Comentar