Formas de tratar la pañalitis

Mantener a tu bebé lo más limpio y seco posible es una de las medidas para evitarla

Conoce más acerca de cómo prevenirla.

Tarde o temprano, un día cualquiera, a toda madre le toca tratar la pañalitis que sufra su bebé a causa de los pañales desechables.

Si bien la invención de los pañales desechables ahorró horas de trabajo en el hogar, trajo esta indeseable consecuencia para el bebé: una dermatitis que causa mucho malestar.

¿Qué causa la pañalitis?

El principal causante de la pañalitis es la humedad. Por muy absorbente que sea un pañal desechable, siempre queda algo de humedad.

Cuando la orina se mezcla con las bacterias de las deposiciones se genera amoníaco, lo cual irrita la delicada piel del bebé.

Las diarreas también son muy irritantes, sobre todo si se producen por alguna de las siguientes situaciones:

Cambio en la alimentación del bebé. Se introduce una nueva fórmula láctea o comienza la ingesta de sólidos.

El bebé tiene que tomar antibióticos o la madre es quien los toma y pasan al bebé a través de la leche materna.

Se inicia la dentición.

El roce y las alergias a los componentes del pañal desechable, las reacciones a los detergentes con los que se lavan los pañales de tela y los productos infantiles como talcos y cremas también desencadenan este tipo de dermatitis.

¿Cómo prevenir la pañalitis?

La mejor medida para tratar la pañalitis es la prevención. Mantener al bebé lo más limpio y seco posible es fundamental.

Puedes revisarlo cada dos horas para ver cómo se encuentra. Igualmente, si llora, revísalo, ya que puede que esté mojado o algo más.

Una vez que retires el pañal, es importante que laves y seques bien los genitales y las nalgas del bebé. Presta especial atención a que no quede humedad entre los pliegues de la piel.

Evita apretar el pañal en exceso para que circule un poco de aire.

También, es buena opción utilizar una talla más grande a la que necesita el bebé para que la piel no roce con la superficie del pañal desechable.

Aplica una crema protectora que cree una capa impermeable entre la piel del bebé y el pañal.

Para evitar la irritación, igualmente, suspende el uso de las toallas húmedas. Sin duda, son muy prácticas para cuando se está fuera de casa, pero déjalas solo para esos momentos.

Leave a Comment

Comparte en tus Redes Sociales:
Facebook
Twitter
Instagram