Formas de quitarle el hipo a tu hijo

Ver a un bebé tener hipo es algo que nos inquieta a los adultos, pues queremos calmarlo pero no sabemos qué hacer

Por eso nos propusimos recopilar algunos consejos para quitarle el hipo a un bebé.

Cómo evitar el hipo

Antes de ver tres formas de quitarle el hipo a un bebé, queremos contarte tres secretos para evitar que tu bebé lo padezca:

Primero, acostúmbrate a alimentar a tu bebé siempre a las mismas horas, es decir no dejes pasar la hora de la comida o tu bebé hambriento se pondrá a llorar, y al llorar succionará aire y le vendrá el hipo.

El segundo secreto es que luego de darle de comer, mantengas a a tu bebé en posición vertical durante al menos 30 minutos para evitar el hipo.

Tercer y último consejo, tienes que hacer eructar a tu bebé luego de comer. Tu bebé expulsará los gases en su estómago y disminuye la probabilidad de que tenga hipo.

Cómo calmar el hipo en los bebés
Amamantar al bebé

La mejor forma de quitarle el hipo al bebé es amamantarlo. La leche materna durante el proceso del amamantamiento le ayudará a relajar su diafragma y detener el hipo de manera rápida.

Colocarle un chupón

A pesar de las creencias que se tienen en torno al chupete o chupón, resulta fácil detener el hipo de un bebé si le damos uno. El succionar algo le quitará el hipo.

Darle un poco de agua

Este método es infalible contra el hipo, dale al bebé un poco de agua en su biberón. Asegúrate de inclinar el biberón de modo que no succione aire.

Un tip para el futuro: Para quitarle el hipo a un niño (y a los adultos también), haz que beba un vaso con agua rápido, sin dejar entrar aire, mientras tú le tapas sus orejas con tus manos. Al terminar el vaso, quita tus manos; el hipo se habrá ido.

El hipo es muy común en los bebés, así que no te asustes si tu bebé tiene un episodio. En caso de que tu hijo lleve todo el día o varios días con hipo, consulta con su pediatra.

Leave a Comment

Comparte en tus Redes Sociales:
Facebook
Twitter
Instagram