Formas de ayudar a un niño con dislexia

Esta enfermedad afecta a 10 de cada 100 niños, y aunque resulta aún algo desconocida para muchos

Empieza a ganar peso para poder empezar a ayudar a estos niños a mejorar en sus aprendizajes.

Cosa que hasta no hace mucho se les castigaba y se les creía incapaces, atacando a su autoestima que se veía gravemente afectada.

No se puede diagnosticar hasta que el niño llega a la edad de la lectoescritura, siendo entre los cinco y los ocho años.

Cuando un niño presenta claros signos de dificultad para aprender, sobre todo en la lectura y en la escritura es cuando se debe empezar a sospechar, y sobre todo, se debe descartar la dislexia.

Han habido niños diagnosticados con retraso en el aprendizaje o incluso mental, y lo único que padecían era dislexia. Si se diagnostica mal a un niño, no se le ayuda como necesita, empeorando así su situación.

La dislexia y el fracaso escolar

Cuando se presenta en fracaso escolar y los padres se piensan que sus hijos son unos vagos que no quieren aprender, ¡imagina como se debe sentir ese niño disléxico que no comprenden!

La frustración que puede llegar a sentir ese niño puede incluso acabar en depresión y por ello hay que ayudarles a mejorar en su aprendizaje, que será diferente, pero se consiguen muchas mejoras respetando su ritmo.

¿Cómo ayudar a mi hijo disléxico?

Si ya sabes que tu hijo tiene dislexia y está diagnosticada por un profesional, te daré algunos consejos para que puedas ayudarle desde casa a mejorar en su aprendizaje y lo que es más importante, a que siga teniendo confianza en sí mismo y en sus capacidades.

Recuerda que no sólo la escuela o los especialistas deben ayudar a la mejora en tu hijo, el trabajo principal se encuentra en casa, contigo a su lado.

Busca toda la información que puedas sobre la dislexia para poder entender de qué trata exactamente.

Ten una actitud positiva hacia el aprendizaje de tu hijo, ya que sólo requiere un ritmo y una enseñanza diferente. Coordínate con el profesional que le atiende así como con sus maestros.

Busca un lugar tranquilo para ayudar a tu hijo con los deberes. Que sea siempre el mismo y que esté ordenado y bien estructurado.

Haz un plan de estudio en el que se incluyan descansos entre tiempos de trabajo. Respeta sus descansos pero mientras se estudia que no haya ningún tipo de distractor.

Deja que pregunte todo lo que necesite. Eso es bueno, significa que quiere saber. Debes asegurarte que entiende bien las instrucciones y qué debe hacer en su tarea antes de seguir.

Además repítele todo lo que sea necesario hasta que entienda tu explicación.

No le compares nunca con sus compañeros de clase o hermanos. Recuerda que él es otra persona y tiene otro tipo de aprendizaje.

No le castigues, ni amenaces ni tampoco le supliques para que mejore su rendimiento en la escuela. Sólo conseguirías empeorar su autoestima y que vuestra confianza salga dañada.

Elogia sus progresos y sus esfuerzos. Recuerda que su esfuerzo es coraje, enfrentarse a la dislexia y decidir aprender y continuar es un acto de valentía que debe ser elogiado.

Apoya a tu hijo emocionalmente. Déjale claro que aunque las notas no sean del todo buenas, lo que valoráis de él es su esfuerzo. Mientras le veáis esforzarse y luchar por mejorar todo estará bien.

Motívale para la lectura con libros que sean de su interés. Con letra grande y con ilustraciones es una buena opción.

Dile que te lea un texto que le guste, sin hacerlo deprisa y fijándose en el texto y en su significado, es decir, comprendiendo lo que lee. Cuando haya acabado pregúntale sobre el texto para saber si lo ha entendido. No le corrijas mientras lee, hazle entender que a pesar de sus dificultades es capaz de superarse.

Recuerda que mantener una buena coordinación con la escuela y los profesionales que le atienden es esencial para el buen desarrollo de tu hijo. Mantén la esperanza y el buen humor.

Que tu hijo tenga dislexia no es motivo para sentirse enfadado, confía en las posibilidades de tu hijo.

Leave a Comment

Comparte en tus Redes Sociales:
Facebook
Twitter
Instagram