Formas de ayudar a tu hijo con sobrepeso

Es difícil rebajar y someternos a una dieta, así que toma en cuenta que para un niño podría ser mucho más complicado

Expertos de la Asociación Médica Americana recomiendan tomar muy en cuenta el orden de estos pasos, empezando con uno o dos; sobre todo, hacen hincapié en iniciar con pequeños cambios e irlos mejorando gradualmente hasta que el estilo de vida familiar sea saludable.

No olvides tomar en cuenta la opinión de tu médico de cabecera, él podría ayudarles a establecer una guía orientada a metas específicas.

Empieza con cambios pequeños

Para ayudar a tu hija o hijo a rebajar empieza con pequeños cambios en la dieta y el estilo de vida de tu familia, de manera que ambos elementos sean saludables para todos y sea más fácil para el niño apegarse a la disciplina alimentaria. Pero ten mucho cuidado, si tu hijo aún es muy pequeño y le falta crecer no lo pongas a dieta para que pueda crecer dentro de su peso, solamente recórtale calorías si tu médico te lo indica.

Motiva a toda tu familia a alcanzar un estilo saludable

Conviértete en la animadora familiar. Has que las prácticas saludables en familia sean divertidas, positivas y agradables, busca otro miembro de la familia que sea tu co-animador para que te ayude a mantener motivada a tu familia, puede ser tu hijo o tu pareja. Tu puedes transmitir la mejor energía sola. pero entre más compartan el entusiasmo será mucho mejor.

Coman en la mesa

Es tentador comer en frente de la TV, pero has tu mayor esfuerzo para que todos coman juntos en la mesa, al menos 5 o 6 veces a la semana. Esto permite a niños y a adultos perder peso pues al no comer viendo la TV tienen centrada su atención en las indicaciones del cuerpo; cuando éste les indique que está satisfecho dejarán de comer, en cambio comiendo frente a la TV el cerebro tarda más en percibir la sensación de satisfacción y en girar la orden a nuestro estómago de dejar de comer.

Que no falten las frutas y vegetales

Cuenta las porciones de frutas y verduras que tu hijo come al día, el objetivo es que ingiera 5 porciones diarias. Es más fácil que le agrade comerlos si los preparas de manera creativa y llamativa. Puedes colocar un plato con manzanas y naranjas como centro de mesa. También puedes dejar en el refrigerador tentempiés hechos de vegetales cortados y dips.

Di no al consumo de bebidas artificiales

Esta será una transición difícil pero con constancia lo lograran, ve de a poco. En lugar de tomar 7 vasos por semana, has que tomen 5, luego 3 y así hasta que le digan adiós a las bebidas artificiales.

Ya sabes qué hacer para ayudar a tu hijo a rebajar, sigue estos pasos, acude también con un profesional, pon creatividad en la cocina y verás como tu hijo y tu familia entera mejoran su peso y salud fácilmente.

Leave a Comment

Comparte en tus Redes Sociales:
Facebook
Twitter
Instagram