Expresión Facial En Los Bebés

Cuando nace un bebé, llora y en muchos casos se enfada, grita y hasta no permite que se lo toque

Esto es natural si se piensa que los bebés no pueden hablar y la única forma de transmitir a sus padres lo que le sucede es a través de estos gestos.

Una situación que muchas veces hace que los padres sientan un poco de frustración hasta que logran comenzar a comprender aquello que su hijo necesita o quiere.

La comunicación no verbal tiene un papel importante en esta etapa y es el rostro del bebé donde se refleja con mayor exactitud.

Los gestos faciales son producto de toda una actividad de los músculos de la cara y son el principal sistema de comunicación a nivel emocional en especial cuando el bebé es aún pequeño y no sabe hablar.

Los Signos faciales estáticos

Aquellos que son casi permanente en la cara y se deben a la estructura ósea, configuración muscular y ayudan a formar la identidad de la persona, permitiendo además diferencia a un bebé de otro.

Los Signos faciales lentos

Se producen a través del paso del tiempo y son las arrugas o cambios notables en la piel, pudiendo así determinarse la edad de una persona.

Los Signos artificiales

Aquellos rasgos artificiales, como el maquillaje, el peinado, el uso de gafas y son los que habitualmente ofrecen la estética.

Los Signos rápidos

Se caracterizan por tener una duración breve y aparecen mostrando las emociones. A través de ellos se puede comprender lo que una persona siente.

Los principales rasgos distintivos de los gestos faciales rápidos se encuentran en los cambios que aparecen principalmente en ojos, cejas, boca, nariz, labios, mejillas y en la barbilla.

Según estos se muevan se pueden distinguir diferentes tipos de emociones.

Así por ejemplo el dolor es una señal de alarma que indica que algo no está funcionando correctamente en el cuerpo. Se trata de un aviso sobre el hecho que algo está dañando el organismo y es la preparación para evitarlo o en su caso escapar de él.

Por otra parte, el dolor es una de las expresiones faciales más definida y uniformes y en el rostro del bebé se identifica cuando el pequeño junta las cejas, levanta las mejillas y reduce la apertura de los párpados, cerrando además los ojos y frunciendo o arrugando la nariz.

Una respuesta ante algo sorpresivo se representa con un gesto de sorpresa y es de muy corta duración, identificándose por la elevación de la parte interior de las cejas y del párpado superior, la mandíbula desciende y se produce una abertura pronunciada de la boca.

Leave a Comment

Comparte en tus Redes Sociales:
Facebook
Twitter
Instagram