Evita hacer esto frente a tu hijo

Siempre debes tratar que tus hijos vean lo mejor de ti

Ellos te imitarán, por eso te presento a continuación las cosas que no debes hacer frente a tus hijos.

Decir mentiras piadosas

Imagina que vas conduciendo un poco más rápido que lo permitido, un policía te detiene e interroga cuál es el motivo de tu apuro. Rápidamente contestas que debes llegar pronto a recoger a tu hija, incluso, cuando tu hija ya va contigo en el auto.

Claro que te evitaste una multa, pero enseñaste a tu hija que no hay problema en mentir cuando nos conviene. Recuerda que si tus hijos te ven mentir, ellos aprenderán a mentir también.

Ocultar situaciones a tu pareja

Es mala idea hacerte pasar por el padre o madre consentidora.

Situaciones en las que le pides a tus hijos que no le cuenten a su madre o padre, son momentos en los que estas enseñándoles que mentirle a tu pareja es bueno, se fomenta la deslealtad además que hace que los niños entiendan que tu pareja no tiene autoridad sobre ellos.

Engañar a tus hijos

Por más que te parezca divertido y eficaz “enseñar” a tus hijos abusando de su inocencia con frases como “si mientes te crecerá la nariz” o “si te tragas una semilla de sandía, una sandía crecerá en tí” nunca lo hagas.

Los niños se toman todo en serio por su simpleza; si les dices tales cosas podrían asustarse, dejarse llevar por la curiosidad o peor aún, decepcionarse porque han descubierto que su padre o madre es un mentiroso.

Invertir demasiado tiempo en tu móvil

Tus hijos harán lo que te ven hacer. Si quieres que tus hijos sean de la afortunada generación que sabía correr, jugar pelota, armar legos, saltar, socializar con sus vecinos y compañeros debes hacer tú lo mismo.

Evita que te vean perdido en tu móvil, tablet o cualquier aparato electrónico. Si necesitas revisarlos hazlo cuando los niños duerman para que aprendan de ti a tener una vida más activa.

Perder el control

No pierdas el control frente a tus niños y niñas, por ningún motivo, por ninguna persona o situación.

Tal vez has gritado de la euforia por que tu equipo favorito perdió, pero los niños son muy susceptibles y tienden a pensar que si te molestas es culpa de ellos, no importa que no sea así.

No te descontroles frente a tus hijos, verte gritar los asustará, no entenderán qué causó tu enojo y empezarán a mostrar inseguridad frente a ti y los demás.

Burlarte de los demás

Nunca te burles o hagas comentarios groseros frente a tus hijos, ellos lo grabarían en su mente y podrían repetir lo que dijiste frente a esa persona, no lo hacen con ánimos de ofender, simplemente siguen tu ejemplo.

Si lastimosamente se da el caso, discúlpate y explica a tu hijo que fue un error haber tenido esa conducta.

Leave a Comment

Comparte en tus Redes Sociales:
Facebook
Twitter
Instagram