Esto puede ayudar a tu niño con hiperactividad

Esto puede ayudar a tu niño con hiperactividad

Existen pequeños con demasiada energía que parece que nunca se cansan y que mientras más cosas hacen, más pila cargan. La mejor manera de ayudarlos a adquirir la disciplina y concentración, es con paciencia y amor.

Todos los niños son diferentes y en la actualidad, encontramos a algunos que no paran desde que se levantan hasta que se duermen. Sin embargo, estos pequeños cuyo ritmo es casi inalcanzable, necesitan una mayor atención y comprensión de nuestra parte para poder sobrellevar las actividades diarias y descubrir sus talentos en las diferentes áreas de su desarrollo.

Niños muy inteligentes

Por lo que suelen terminar antes las labores o distraerse con facilidad. Una solución para este problema es ponerles actividades cortas y constantes para que no pierdan la atención y hagan las cosas con gusto. Se les pueden otorgar ciertos privilegios a cambio de tareas sencillas. Por ejemplo, si terminan de comer antes que los demás miembros de la familia, se le puede autorizar a retirarse de la mesa, siempre y cuando recoja sus platos y los de los demás conforme vayan terminando, de esta manera, aunque se haya levantado, seguirá en la convivencia a la hora de la comida.

Elogia sus logros

Lo mejor que puede pasarle a estos pequeños es demostrarles que nos dimos cuenta de que pudo estar sentado por más tiempo o que no se distrajo mientras hacía la tarea. Palabras como “muy bien”, “lo has logrado”, “me siento orgullosa de ti”, pueden hacer magia y fomentar que el niño quiera seguir de esta forma.

Organiza sus horarios

Una rutina diaria hace que los niños con demasiada energía se sientan seguros, de este modo, ellos comprenden que después de un rato de estar sentados podrán salir al jardín a brincar o a correr; así aprenderán como todos, a que hay un tiempo para estudiar, jugar, comer y para descansar. Esto a cualquier persona le agrada, ya que cuando no se mantiene una organización en la vida, el desajuste llega de forma inminente.

Ejercicio

Está comprobado que la mejor manera de descargar la energía, es con el ejercicio. Muchos de los deportistas que han ganado premios importantes en diferentes disciplinas, como el futbol o la natación, comenzaron a entrenar desde pequeños porque sus padres, esperando que se “cansaran”, los llevaban a clases. Así, descubrieron que eran excelentes deportistas y que al disciplinar su cuerpo podían obtener una mayor concentración.

Escuela

Como dijimos al principio, cada niño es diferente, por eso existen colegios con diversas técnicas de enseñanza. Hay que buscar desde antes de iniciar la primaria el método que mejor le siente para evitar frustraciones y bajas calificaciones, porque en la mayoría de los casos, se debe a que el pequeño no se adapta al sistema y no es por un déficit de su coeficiente intelectual. Muchos de los grandes genios no sacaban buenas notas en el colegio pues el sistema no era el adecuado a su grado de inteligencia y ritmo.

Alimentación

Mientras más sana y natural, mejor. Vegetales, frutas y cereales deben ser los alimentos básicos para estos peques, evitando en lo posible alimentos chatarra: chocolate, lácteos y carnes rojas, ya que éstas, por sus niveles energéticos, les darán más cuerda de la que ya tienen y les impedirá lograr un cierto grado de concentración.

Debemos escucharlos

A todos nos gusta que nos presten atención. Por lo general los niños con demasiada energía suelen hablar y hablar, esto es porque su sentido del oído está más desarrollado, y mientras más cosas dicen, más comprenden su entorno. Escucharlos y permitirles expresarse es ayudarlos a crecer. También, suelen ser muy observadores, por lo que hay que mostrarles cosas nuevas frecuentemente.

Amor y paciencia

Todos los seres humanos, grandes y chicos, reaccionamos de mejor manera a los estímulos positivos si nuestro hijo se sabe amado y comprendido; su seguridad irá creciendo mientras madura, por lo que llegará a ser capaz de enfrentar los retos que se le presenten.
Siempre busquemos lo mejor en nuestros hijos y ayudemos a desarrollar sus fortalezas, talentos y virtudes. Esa es la mejor manera de apoyarlos.

Related posts

¡Abandona la batalla de dar de comer al bebé!

¡Abandona la batalla de dar de comer al bebé!

Para muchos padres, la hora de alimentar a sus bebés puede ser una verdadera pesadilla. Especialmente cuando tu hijo decide que no acepta bocado alguno o escupe todos las papillas que le das. Si el viejo truco del avioncito ya no te resulta, lee los trucos que hemos recopilado en este artículo. Lo primero es

6 Tips para charlar con nuestros hijos adolescentes.

6 Tips para charlar con nuestros hijos adolescentes.

La verdad es que no resulta fácil hablar con nuestros hijos adolescentes, sin embargo, eso no nos tiene que llevar a darnos por vencidos. Están en la edad que más necesitan hablar, aunque también es el momento vital que más les cuesta hacerlo con los padres. Por eso, seguramente seremos nosotros los que tendremos que

Comentar