Estimula la inteligencia de tu hijo con esto

Desde muy temprana edad se puede enseñar a los pequeños a dominar sus emociones y poder desarrollarse mejor como individuos

Preguntas y respuestas

El aprender a cuestionar ciertas situaciones o estados de ánimo le enseñará al niño la importancia de la causa y el efecto, demostrándoles que las acciones traen consecuencias sobre las personas que nos rodean, y al mismo tiempo, las decisiones tomadas por las personas nos afectan a nosotros.

Las frases “¿cómo te sientes por lo sucedido?”, “¿cuál va a ser el resultado de esto si te comportas de esa manera?” serán de gran ayuda e invitaran al niño a tener noción sobre la existencia de sentimientos y las causas de estos.

Promueve el razonamiento en ellos. A medida que crezcan podrás añadir conceptos más complejos a las conversaciones matutinas.

Cuentos y obras teatrales

Inventa historias con moralejas que contengan enseñanza sobre valores positivos. Quizás ayude una pequeña representación hogareña donde podrás incluir al resto de los miembros de la familia y así enseñar valores como la paciencia, el amor, la valentía y el perdón, entre otros.

Comparte historias inspiradoras de personas que tuvieron éxito a pesar de los obstáculos que debieron enfrentar.

Incentiva a tu hijo a crear o representar historias y situaciones hipotéticas fundadas en hechos reales para ayudarle a procesar y exteriorizar sus pensamientos y sentimientos más profundos.

El poder expresar sus emociones con respecto a alguna situación o persona controversial y lo liberará.

Relajación

Los ejercicios de respiración y descanso mental son de gran ayuda para disminuir el estrés y manejar situaciones complicadas. Practica con él diariamente y apóyalo en situaciones estresantes.

Demuéstrale que debe superar las malas situaciones y si bien los factores externos no pueden ser siempre controlados, si puede controlar su propia conducta y reacción frente a las adversidades.

Las palabras de ánimo constituyen un buen remedio para enfrentar situaciones de crisis. Apoya a tu hijo en su futuro y demuestra interés por sus sueños.

Esfuérzate en animar a tu pequeño, pues el luego aplicará el mismo concepto consigo mismo y con otras personas.

Leave a Comment

Comparte en tus Redes Sociales:
Facebook
Twitter
Instagram