Esterilización de los biberones del bebé

Esterilización de los biberones del bebé

¿Se deben esterilizar los biberones de los bebés? ¿Cómo debes hacerlo?

Los pediatras generalmente recomiendan esterilizar todos los objetos del bebé durante sus primeros 3 meses de vida. Ya que las defensas inmunitarias no están totalmente desarrolladas y una mala higiene de los biberones o chupetes puede causar infecciones intestinales u otras afecciones.

A partir de los 4 meses el bebé comienza a llevarse todo a la boca y de nada servirá que esterilices el biberón, cuando se meterá en la boca todo lo que esté al alcance de su mano. Por otro lado, es importante que el bebé esté en contacto con bacterias que le ayuden a desarrollar sus propias defensas.

Es fundamental seguir llevando una higiene de los objetos que están en contacto con el bebé, pero puedes lavarlos con agua y jabón y realizar una esterilización de los biberones y chupetes cada 15 días con el fin de evitar que se acumulen residuos de leche que puedan generar gérmenes.

Desde los 6 meses, los utensilios del bebé se pueden lavar en el lavavajillas con un programa de lavado caliente. Sin embargo, las tetinas y los biberones se deben seguir esterilizando de vez en cuando, ya que es fácil que se acumulen residuos.

Se pueden esterilizar los biberones del bebé, pues esto no será perjudicial para su salud. Sin embargo, cada vez son más los pediatras que no consideran que esto sea necesario después de cada uso. Bastará con lavar los biberones con agua y jabón, inmediatamente después de su uso.

Lo realmente importante, es llevar una higiene adecuada, tanto de manos, ropa, como de la propia casa.

Se deben tomar las siguientes precauciones:

• Limpiar bien el biberón y la tetina eliminado todos los restos de leche.
• Aclarar bien con agua para eliminar los restos de jabón.
• Dejar secar al aire y no usar un paño o servilletas.

Para esterilizar los biberones del bebé de forma eficaz, lo primero que debes hacer es lavarte bien las manos con agua y jabón.

Para lavar los biberones es mejor hacerlo justo después de usarlos, puesto que será más fácil eliminar los restos de leche. Para ello, debes utilizar agua y jabón y un cepillo para alcanzar a todos los huecos y esquinas.

Related posts

La hora del baño… una constante batalla

La hora del baño… una constante batalla

A los seis años los niños han alcanzado un cierto grado de autonomía, empiezan a comprender cómo se organiza el mundo de los adultos y están en proceso de asumir las normas de la sociedad en la que están inmersos. Pero en lo que a higiene se refiere, son duros, muy duros de pelar. No

No a los gritos

No a los gritos

Gritar es el recurso más utilizado por los padres cuando no les quedan más recursos educativos para hacer entrar a sus hijos “en razón”. La argumentación, el sentido del humor, la negociación, la empatía se esfuman cual humo y aparece lo más primitivo de nosotros: la orden tajante, con tono desafiante y agresivo, el grito

Comentar