Estas enfermedades pueden llegar a tu pequeño

Estas enfermedades pueden llegar a tu pequeño

Los niños se enferman, es una realidad. Como padre o madre, tal vez es lo que más te preocupa. Las vacunas hacen un gran aporte para evitar que ciertas enfermedades se propaguen, pero con el auge de la tendencia que ahora tienen algunos padres a no vacunar a sus pequeños, algunas enfermedades han vuelto a hacer su aparición.

Otras son menos complicadas y es probable que tu hijo(a) las haya padecido. Aquí te hablo de 10 enfermedades en los niños para que sepas de qué se tratan y no te tomen de sorpresa cuando el pediatra te hable sobre ellas.

Las enfermedades, desafortunadamente siempre están ahí amenazando con la posibilidad de afectar la salud de tus hijos. Toma nota de algunas enfermedades que se presentan en los niños pequeños y los bebés. Es importante que estés informado(a) al respecto para que sepas identificar los síntomas y que busques atención médica.

Virus Respiratorio Sincitial (VRS) o Virus Sincitial Respiratorio (VSR)

Da síntomas similares a los de un resfrío. Puede causar complicaciones serias en los bebés, como neumonía y otros problemas respiratorios graves. Es un virus que se transmite fácilmente por contacto directo y no hay vacuna contra él en la actualidad. Lo mejor es tomar medidas preventivas como lavarse las manos y no compartir juguetes o utensilios.

Tos ferina

Causa una tos severa que hace que los niños se queden casi sin respirar. Los antibióticos no funcionan para combatirla, así que es necesario vacunarse contra ella. La vacuna para esta enfermedad es la DTaP. Los adultos también la pueden contraer, así que es necesario que se vacunen nuevamente, en especial si están cuidando a un bebé o a un niño pequeño.

Infección del oído

Es muy común que los niños pequeños estén predispuestos a desarrollar infecciones del oído. ¿La razón? Tienen pequeñas trompas de Eustaquio (se denominan también trompas auditivas o tubos faringotimpánicos), que son las que conectan los oídos con la garganta y pueden bloquearse cuando una gripe causa inflamación. Esto hace que el líquido se quede atrapado en el oído medio y permita que los gérmenes se multipliquen. Los síntomas son irritabilidad, fiebre y tirar de (halarse) las orejas. La mayoría de estas infecciones se curan por sí mismas, pero es importante que consultes con el pediatra.

Meningitis

Así se le llama a la inflamación de las membranas que recubren el cerebro (las meninges) y la espina dorsal. En los bebés y los niños pequeños, los síntomas son similares a los de una gripe con mucha irritabilidad. Hay dos tipos de meningitis, la viral y la bacteriana. Esta última es mucho más grave y puede tener consecuencias muy serias si no se trata a tiempo. Existen algunas vacunas disponibles para prevenir ciertos tipos de meningitis bacteriana.

Rotavirus

La diarrea y el vómito son los síntomas principales del rotavirus. Antes de que existiera una vacuna contra el rotavirus, era la principal causa de muerte en niños por diarrea. Afortunadamente, hoy existe la vacuna y es esencial durante los primeros meses de vida.

Conjuntivitis

Ojos rojos y llorosos. Comezón y una capa amarillenta sobre las pestañas. Si el niño tiene estos síntomas, se trata probablemente de una conjuntivitis. Esta condición es causada por los mismos virus del resfriado común o por una bacteria y se esparce rápidamente en lugares donde se encuentran muchos niños en un mismo lugar: en escuelas y en guarderías. En la mayoría de los casos, la conjuntivitis se va por sí sola, pero en otros, requiere tratamiento. Consulta con tu médico.

Varicela

Seguramente cuando piensas en picazón o comezón, la varicela o “viruela loca” es una de las cosas que viene a tu mente. Pero más allá de las ampollas molestas, la varicela puede causar complicaciones serias en los bebés recién nacidos, en los adultos y en las mujeres embarazadas. Gracias a la ciencia, actualmente existe una vacuna diseñada para prevenirla.

Sarampión

Recientemente, con el auge de que muchos padres no quieren vacunar a sus hijos, el sarampión ha vuelto a hacer su aparición. Si tus hijos están vacunados, no debes temer. La infección empieza con síntomas similares a la gripe, como congestión, tos y fiebre. Luego, aparece una erupción en todo el cuerpo. La mayoría de los niños se recupera en 2 semanas, pero pueden surgir algunas complicaciones serias como la neumonía, a raíz del sarampión. Es importante la prevención con la vacuna.

Paperas

Antes de que se desarrollara una vacuna, las paperas era una enfermedad bastante común en los niños. Pero, al igual que con el sarampión, muchas personas que no se vacunan han contribuido a que la infección reaparezca. Las paperas no dan síntomas, pero sí se presenta una hinchazón de las glándulas que se encuentran entre el oído y la mandíbula.

Enfermedad de Kawasaki

Con ese nombre raro, se designa a una enfermedad que también es rara y que ataca a los niños menores de 5 años. Los síntomas incluyen fiebre alta, sarpullido o erupción localizada, ojos rojos, labios quebrados, hinchazón y enrojecimiento de los pies y las manos. Si esta enfermedad no se trata, puede causar daños graves al corazón.

Estas son sólo algunas de las enfermedades que los niños pueden padecer. El estar informado acerca de ellas es la clave para prevenirlas por medio de las vacunas y otras medidas como mencionamos.

Consulta con tu pediatra acerca de dichas enfermedades y qué puedes hacer en caso de que presenten síntomas.

Related posts

Consejos para criar niños saludables

Consejos para criar niños saludables

Tengo dos chicos de 8 y 13 años, por lo que entiendo qué se siente al estar bombardeada con consejos de cómo hacer que nuestros niños gocen de buena salud. También soy una pediatra que trabaja en una sala de emergencias y que tiene que mantenerse al tanto de las últimas investigaciones médicas. En mi

Como Controlar La Fiebre En Los Niños

Como Controlar La Fiebre En Los Niños

En muchas ocasiones los padres no sabemos cómo reaccionar al momento de que nuestros hijos empiezan a tener fiebre, aquí te presentamos algunos consejos que puedes seguir La fiebre en los niños es un mecanismo de defensa que ayuda a combatir las enfermedades infecciosas. Es una forma de lucha contra gérmenes, convirtiendo al cuerpo en

Posted

Comentar