¿Es normal que los niños demuestren su afecto?

Todos los niños demuestran cuánto quieren a sus padres o familiares de formas muy distintas

La expresión del amor en los niños pequeños

Los niños de alrededor de los dos años de edad aún no cuentan con palabras a través de las cuales poder expresar sus sentimientos, explica la profesora y psicóloga infantil de la Universidad de Alberta en Edmonton Christina Rinaldi.

Quizás hayan escuchado “te quiero” pero en esa etapa su lenguaje no verbal predomina sobre el verbal, por lo que tienden a demostrar lo que sienten con actitudes, como por ejemplo morder al enojarse, arrojar objetos o lanzarlos al aire, u ofrecer besos y abrazos cuando quieren mostrar una actitud de amor.

Cuando los niños ven a los adultos o imágenes en la televisión en las que las personas expresan sus sentimientos a través del contacto físico, es normal que los imiten, y lo mejor que podemos hacer es responderles de la misma forma a modo de aprobación de la conducta que adoptan a la vez que también les demostramos cuanto los queremos.

Diferente será en el caso de que en vez de un abrazo pretenda morder como señal de que está enojado.

En la medida que los niños crecen podemos ir explicándoles acerca de las partes del cuerpo que se consideran privadas, pero mientras tanto no podemos hacer ese tipo de distinciones porque lógicamente, no las entenderían.

La curiosidad por explorar

Hay padres que piensan que quizá el hecho de que un niño se muestre afectuoso en exceso puede implicar que sea inseguro, sin embargo la psicóloga Rinaldi asegura que por lo general se debe a que imita un comportamiento; algo normal en los niños, ya que experimentan y son curiosos por naturaleza.

En las guarderías o jardines maternales, es en donde lo niños chupan objetos, lamen juguetes y también se abrazan, se toman de la mano o se besan entre ellos, como señal de afecto.

Una preocupación frecuente por parte de los padres, es la relación entre los gérmenes y éste tipo de comportamientos.

Una vez más, la psicóloga Rinaldi nos anima a disfrutar de ésta etapa que pasa tan rápido y dice que restemos importancia a las bacterias que sin duda no mataran a nadie.

Poco a poco como mamá podrás ir enseñando y estableciendo los límites con respecto a la forma de expresar tanto el amor como el enojo en tus hijos.

Sin embargo, cuando son pequeños es importante permitir que se sientan libres al demostrar sus sentimientos porque de otra forma estarían reprimiéndolos y esto sí que no sería natural en ellos.

Leave a Comment

Comparte en tus Redes Sociales:
Facebook
Twitter
Instagram