¿Es malo que tu hijo se duerma tarde?

Es fundamental que tus hijos tengan una buena calidad de sueño

Tener una buena calidad de sueño no es menos importante que la nutrición en el desarrollo integral de los niños. Aunque esto puede parecer evidente, muchas personas están ignorando si los horarios de sueño de sus hijos son los más apropiados.

El estilo de vida moderno ha influido en gran medida en esta situación.

Con los padres ocupados en el trabajo, los horarios llenos de actividades escolares y el uso excesivo de los dispositivos electrónicos, las horas de descanso han reducido inevitablemente.

Lo más preocupante es que muchos no son conscientes de las consecuencias de acostar tarde al niño.

Si bien saltarse las siestas o ir a la cama tarde parece inofensivo, en realidad produce efectos negativos que pueden durar toda la vida.

¿Por qué es tan perjudicial? ¿Qué hacer para mejorarlo? Teniendo en cuenta que muchos padres lo están pasando por alto, a continuación queremos compartir sus principales riesgos y algunos tips para corregirlo.

¿Por qué es importante que el niño duerma bien?

Antes de entrar en detalle sobre las consecuencias de acostar tarde al niño es importante recordar por qué es tan necesario vigilar que cumplan con un horario de descanso adecuado.

Pues bien, aunque algunos pequeños se rehúsan a dormir temprano, este hábito es más importante de lo que parece.

Un buen descanso, no inferior a 10 horas diarias, es una de las mayores fuentes de energía para el cuerpo.

Este permite recargar la “batería” del cerebro para que tenga un óptimo rendimiento mental a lo largo de la jornada. Por lo tanto, tras dormir bien, el niño tiene la mente alerta y calmada.

Por otro lado, el sueño también incide en las habilidades físicas. Al descansar, los músculos se liberan de las tensiones del día y quedan preparados para asumir los retos siguientes.

Esto, por supuesto, resulta clave para sus actividades escolares, deportivas o de juego.

Leave a Comment

Comparte en tus Redes Sociales:
Facebook
Twitter
Instagram