Emociones en el embarazo

El embarazo es una de las etapas más deseadas y esperadas por muchas mujeres, sin embargo suele estar acompañada de cambios hormonales tan diversos que a muchas mamás primerizas pueden incluso desconcertarlas, pero no te preocupes no son graves, ni permanentes. Te decimos cómo sobrellevarlos de la mejor forma.

Desde el inicio de la gestación tu cuerpo atraviesa por un sinnúmero de cambios físicos y emocionales que muchas veces te harán pensar, ¿Qué tan normales son?, ¿Cuánto durarán?, y ¿Qué puedes hacer al respecto?, y es que el embarazo es sinónimo de fuertes descargas hormonales, ya que estás dando vida a un ser humano.

De acuerdo con los expertos, en la actualidad es importante prepararse incluso desde antes de embarazarse con hábitos de conducta y alimentación saludables, así como realizar ejercicio rutinariamente.

Primer trimestre

Durante este periodo los sentimientos que predominarán serán la sorpresa y la emoción que pueden verse acompañados de algunos malestares como náuseas, vómitos y mareos.

Estos contrastes pueden llevar a que muchas mujeres no expresen correctamente sus emociones, los repriman o por el contrario, les dé por llorar, pues la sensibilidad está a flor de piel. Incluso reprimen su deseo sexual y sólo estén interesadas por cuestiones relacionadas con su estado. También es probable que se incremente el cansancio.

Por lo anterior, es importante y muy recomendable que en esta etapa no te estreses más de lo necesario, que mantengas un control mental sobre tus emociones y que no olvides que tu comportamiento con el exterior repercutirá de manera directa en el desarrollo del bebé.

Quizás practicar ejercicios de yoga en donde te enseñan al autocontrol a través de la respiración y escucharte a ti misma, puedan ayudarte a mantener estabilidad sobre lo que está pasando en tu cuerpo.

Segundo trimestre

En estos meses es muy probable que tu estado físico mejore considerablemente, sin embargo, comienza a surgir la ansiedad por sentir al bebé y corroborar que todo esté bien en su desarrollo. El interés por tu pareja vuelve a la normalidad e incluso se despierta el interés por mantener un peso adecuado y la buena salud de tu cuerpo.

Recuerda que debes de mantener una buena alimentación, sana y balanceada, además de estar hidratada; usar cremas corporales que de ayuden a evitar el surgimiento de estrías o algún otro tipo de cicatrices a causa del estiramiento de tu piel.

Tercer trimestre

Finalmente surge el miedo al parto y a ser una “buena madre”, por ello es importante que leas al respecto, así como que elijas el método que usarás para que nazca tu bebé, es importante que estés preparada física y emocionalmente, que te mantengas relajada y en un nivel de autocontrol adecuado.

Recuerda que el embarazo es para disfrutarse y no sufrirse, así que es buen momento para conocerte más, llevar a cabo actividades que te conecten con tu entorno, tu cuerpo y el bebé.

Actualmente existen servicios profesionales que te apoyan a lo largo del embarazo y parto, cuya labor fundamental es brindarte apoyo físico y emocional, así que no dudes en informarte de ésta y otras opciones con profesionales.

Leave a Comment

Comparte en tus Redes Sociales:
Facebook
Twitter
Instagram