Ejercicios que ayudan a tu hijo con el lenguaje

Hay ejercicios que pueden ayudar a los niños a superar alternaciones en el lenguaje

Los niños con problemas de lenguaje deben recibir ayuda de un profesional y de los padres. Solo así, pueden lograr un buen desarrollo y mejorar en el tiempo.

“Ahí está ese pequeño, llorando en el salón de clases porque sus compañeros se burlan de él. Lo señalan porque no sabe pronunciar palabras como carro, ferrocarril o carretera.

Él siente culpa por algo de lo cual no debería sentirla: ser un niño al que le cuesta pronunciar bien una que otra palabra”.

No permitas que esta situación se repita con algún niño cercano a ti. Lee estos consejos y ayúdalo a corregir este problema tan común en la niñez.

Es importante destacar que, en el caso de un niño, un retraso en el lenguaje no tiene por qué significar un problema en los demás ámbitos de su desarrollo.

Tarjetas

Las tarjetas que hacen referencia a los sonidos son de mucha ayuda para que los niños aprendan a pronunciar correctamente cada sílaba.

Lo mejor es convertir este ejercicio en un juego y recompensar al niño cuando pronuncie cada sonido de manera correcta.

Ejercicios con espejo

El ejercicio con espejo es muy útil para los niños que tienen dificultad al pronunciar palabras y sonidos. El espejo sirve para enseñarles cómo realizar de forma correcta el movimiento de la boca y el sonido que acompaña a cada palabra.

Repeticiones

Repetir las palabras una y otra vez está entre los ejercicios más efectivos para ayudar a los niños con problemas de lenguaje. Cada repetición debe realizarse de forma lenta. De esta manera, el niño las podrá escuchar y darse cuenta de todos los fonemas.

Hablar con los niños

Los padres y demás miembros de la familia deben comunicarse de manera frecuente con los niños que tienen retraso en el lenguaje.

De esta manera, se propicia la comunicación verbal, teniendo el niño la oportunidad de escuchar nuevas palabras, aprenderlas y será capaz de comunicarse de forma correcta.

Leer

Leer es un recurso adecuado para potenciar el lenguaje de los niños, ya que a través de esta trabajan un nuevo vocabulario.

Con la lectura, aprenden a estructurar mejor las frases y a pronunciar palabras que le resulten más complicadas. Los cuentos, por ejemplo, también les ayuda a estimular la creatividad y la imaginación.

Leave a Comment

Comparte en tus Redes Sociales:
Facebook
Twitter
Instagram