Ejercicios para gimnasia infantil

Ejercicios para gimnasia infantil

¿Quién dijo que ir al gimnasio está reservado para los adultos? Los niños pueden encontrar un beneficio en la gimnasia infantil.

Todos los chicos pueden beneficiarse de ir a un gimnasio infantil. Fortalece los músculos, estimula los sentidos y ayuda con las discapacidades y obstáculos del aprendizaje que ocurren en la escuela.

Hay mejoras extraordinarias que suceden cuando los niños están más conscientes de sus sentidos y al mismo tiempo fortalecen sus músculos.

Aquí tienes un ejemplo de un curso de gimnasio infantil de cinco semanas:

Semana 1:
El punto principal de la primera semana es la relajación. Cuando los niños están relajados, están listos para socializar y aprender.
Semana2:
Cuando se frotan los niños con rápidos movimientos de la mano se estimulan los sentidos, lo que es una parte importante del proceso de aprendizaje.
Semana3:
Los sentidos del gusto y el olfato son el punto de interés en la tercera semana. A las madres se les enseña que es normal que sus hijos metan en su boca todo lo que encuentran porque esa es su forma de descubrir el mundo.
Semana4:
El punto de interés de la cuarta semana es trabajar en el equilibrio. Uno de los ejercicios incluye que las madres masajeen las orejas de sus hijos con un movimiento vertical.
Semana5:
Durante la quinta semana se ejercitan los músculos. Una de las técnicas que se usa es rodar al niño sobre ambos lados porque esto estimula los dos lados del cerebro.

Related posts

Guía sobre la Pediculosis

Guía sobre la Pediculosis

I. PADECIMIENTO Dra. Yumiko Akaki, dermatóloga, dermatóloga pediatra y dermatopatóloga ¿Qué es la pediculosis? La pediculosis es una enfermedad causada por un insecto parásito llamado: Pediculus humanus var. capitis (piojo de la cabeza), que afecta con mayor frecuencia a niños entre los 5 y 15 años, independientemente de su estrato socioeconómico y sociocultural. Este padecimiento,

La edad del por qué

La edad del por qué

“¿Por qué esto, por qué lo otro? Hijo… ¡qué pesado eres! ¿Por qué no te callas un ratito?” ¡Qué gran error decir eso a nuestros hijos! Un niño de 4 años que pregunta a todas horas es un niño sano. Lo contrario podría hacernos pensar que tiene algún problema, o bien que hemos adoptado una

Comentar