Edad adecuada para que los niños se bañen solos

La hora del baño es un momento cotidiano de la vida que se debe ir delegando poco a poco a los hijos a medida que van creciendo. Por supuesto que, cuando son muy pequeños, la responsabilidad de la higiene de los niños recae en los padres. Con el tiempo, estos se preguntan: ¿Cuándo debe mi hijo bañarse solo?

¿Cuándo deben los niños bañarse solos?

Cuando los niños son bebés, el momento del baño es uno de los más deseados para los padres. A medida que van creciendo, es importante que cada padre vaya fomentando la autonomía del niño hasta que sea capaz de bañarse solo.

Lo cierto es que no hay una edad exacta que establezca cuándo deben los niños bañarse solos. Cada niño es diferente y el grado de madurez que desarrolla también lo es.

¿A qué edad se comienza a fomentar el baño en los niños?

La etapa entre los tres y cuatro años es el momento en el que los padres pueden comenzar a enseñar el uso de la esponja. Es bueno aprovechar esta oportunidad para enseñarles a los niños las primeras nociones de anatomía, nombrando las partes del cuerpo donde va enjabonándose bajo la supervisión de los adultos.

Es importante que la iniciativa nazca de los niños; como padres, hay que ir sacándoles los juguetes con los que los niños jueguen a la hora del baño. De esa forma, el juego será ahora precisamente el hecho de bañarse. Para lavarse el cabello y los detalles finales, necesitan supervisión de los padres unos años más.

El momento del baño completamente solos viene unos años más tarde. Entre los siete y ocho años, la mayoría de los niños pueden bañarse completamente solos.

En el caso de algunos infantes, puede ser que todavía a esa edad los mayores tengan que ayudarles para que el lavado sea el adecuado. No obstante, a partir de los 10 años, todos los niños ya tienen la capacidad de bañarse solos.

La importancia del momento del baño

La hora del baño implica muchas cuestiones más que el mero hecho de asearse. Es importante que los padres no solo enseñen a los niños a lavarse, sino también a ser responsables y recoger las cosas después del baño. Es decir, a ocuparse de la limpieza del espacio después del lavado y a colocar la ropa sucia en el lugar correspondiente.

Muchos adultos se quejan del desastre que dejan los niños después del baño o la ducha. Por eso, es importante inculcarles desde pequeños y enseñarles a colocar cada cosa en su lugar y a dejar todo en orden.

Además, es fundamental enseñar a los chicos a realizar un uso responsable del agua, un recurso esencial pero que escasea por estos días. Que aprendan a cuidar y no desperdiciarla es un valor agregado que significará mucho a lo largo de su vida.

La seguridad en el baño

La seguridad en el baño es un aspecto muy importante y que preocupa a la mayoría de los padres cuando los niños comienzan a bañarse solos. Estos son algunos consejos para tener en cuenta al momento en que que los niños se bañan solos:

  • Dejar la puerta del baño entreabierta: Así, si necesitan algo podrán llamar a sus padres por cualquier cosa. Además, se recomienda que los padres, cada tres o cuatro minutos, pasen a supervisar si está todo bien.
  • Colocar una alfombra fuera del baño también aporta seguridad: Esto puede evitar cualquiera resbalón o caída a la salida de la ducha. Adicionalmente, para seguridad y tranquilidad de los padres, también se puede sugerir a los niños que, cuando terminen, los llamen para sacarlos de la bañera sin ningún riesgo.
  • Otro elemento muy útil en las bañeras son las barras: Estas permiten que los niños se agarren mientras se enjabonan y lavan.
  • Es fundamental prevenir cualquier tipo de quemaduras: regular la temperatura para que sea adecuada es lo primero que se debe hacer. Además, hay que mantener fuera del alcance cualquier objeto que resulte peligroso, como el secador de pelo, la afeitadora, las navajas y las tijeras.

Como vemos, el momento del baño en los niños no depende de una cuestión de edad, sino de lo que los padres vayan inculcándoles. Al final, la madurez en el desarrollo de los pequeños aconsejará o no dejarlos solos para bañarse.

Leave a Comment

Comparte en tus Redes Sociales:
Facebook
Twitter
Instagram