Diabetes Gestacional

Es desconocida y se favorece por los cambios hormonales que existen de manera fisiológica, pues permiten la elevación anormal de la glucosa.

Las mujeres menores de 25 años, que tienen antes del embarazo un peso ideal, sin familiares en primer grado diabéticos y sin historia de embarazos previos complicados tienen bajo riesgo de presentarla.

Síntomas

No hay síntomas específicos para sospecharla. El diagnóstico se efectúa con estudios de laboratorio especiales entre el quinto y sexto mes en todas las embarazadas o en aquellas que no cumplen las características mencionadas.

Prevención

Lo mejor es mantener un peso adecuado, realizar actividad física, mientras el embarazo lo permita, todos lo días y tener una dieta sana y balanceada.

¿Qué hacer si se presenta?

Cuando se detecta entre el quinto y sexto mes, la evolución tanto para la madre como para el feto es generalmente normal o buena si se da el control prenatal adecuado, la dieta especial y la administración de insulina, si es necesario.

Por el contrario, si no se detecta, aumentan los riesgos de hipertensión, y operación cesárea para la madre y, para el bebé, de peso exagerado al nacimiento (4 a 4.5 kg) que se conoce como macrosomia, misma que complica el parto vaginal y al mismo tiempo le da transtornos como hipoglicemia o elevación de las bilirrubinas, entre otros, en las primeras horas de nacimiento. La madre continuara con vigilancia anual de glucosa por el riesgo de que permanezca diabética.

Leave a Comment

Comparte en tus Redes Sociales:
Facebook
Twitter
Instagram