Descubre lo que pasa con tu vagina después del embarazo

¿Sabes qué pasará con tu vagina? ¿Es cierto que pierde elasticidad? ¿Puedes tener sexo como antes?

Te contamos algunas consecuencias del parto natural para esa parte tan importante de tu cuerpo y qué puedes hacer al respecto. Recuerda que esta es solo una guía, pues lo mejor es que consultes con tu médico cualquier duda respecto a tu salud.

Sentirás dolor

Ya sea que te hayan hecho una episiotomía o que hayas padecido un desgarre durante el parto, la herida te dolerá durante varias semanas. Para calmar el dolor puedes ponerte hielo en la zona afectada. Mantén la higiene y si te duele al sentarte, usa almohadas.

Como si estuvieras en tu periodo…

En las 6 semanas posteriores al parto secretarás loquios, una sustancia compuesta de sangre, moco y tejido placentario (se verá similar a tus días más fuertes de menstruación). Para reducir el riesgo de infección, usa toallas sanitarias en lugar de tampones.

Sin estar en tu periodo

Si no amamantas, la menstruación volverá a tu vida de 4 a 9 semanas después del parto; por el contrario, si estás dándole pecho a tu bebé, tu periodo regresará en 4 meses o quizá semanas después de que termine la lactancia.

Padecerás problemas al orinar

La hinchazón de los tejidos que rodean la vejiga y la uretra te dificultará orinar. Una opción es que mientras orines viertas agua tibia en tu vulva.

Se supone que con el tiempo este dolor también desaparecerá, pero si te sigue doliendo, tienes la sensación de que no vacías tu vejiga o de querer orinar todo el tiempo, consulta a tu médico.

Tu vagina perderá un poco de elasticidad

Ese rumor de que tu vagina pierde elasticidad después del embarazo no es del todo erróneo. La vagina se estira muchísimo y aunque sufre un poco de fatiga muscular, con el tiempo regresa a su estado normal.

Podrás tener sexo después de…

Puedes retomar ciertas actividades como el trabajo o limpiar la casa cuando te sientas lista, pero debes esperar al menos 6 semanas antes de tener sexo, usar tampones o hacer otra cosa que pueda romper las puntadas de la episiotomía o el desgarre (asumiendo que la secreción de loquios terminó).

Al principio puedes sentir incomodidad, pero con el tiempo desaparecerá.

Leave a Comment

Comparte en tus Redes Sociales:
Facebook
Twitter
Instagram