Descubre las enfermedades que puede tener tu hijo en casa

El hogar es el lugar más seguro para tus hijos, sin embargo puede ser donde contraigan una enfermedad

No se trata de qué tanto te esmeres por mantener la casa limpia y desinfectada, sino de la buena salud de las mascotas que habitan en ella.

Criptosporidiosis diarreica

Por si lo estás pensando, no es un trabalenguas, ni tampoco un hechizo mágico.

Esta enfermedad que debe su nombre a al organismo protista cryptosporidium se contagia a través de las heces de los gatos y los perros, y puede ocasionar a las personas diarrea, dolor abdominal y síntomas similares a la gripe hasta por seis semanas.

Para evitar que tus niños o tú contraigan la enfermedad, si hay mascotas en casa tienes que limpiar y desinfectar muy bien los espacios donde las mascotas hacen sus necesidades.

Ectima contagioso

Esta enfermedad causada por un virus del género parapoxvirus se contrae al tener contacto con cabras y ovejas infectadas.

Por ejemplo, si tus hijos acarician a una oveja infectada es probable que ellos se contagien del virus.

Entre los síntomas más comunes en las personas se presentan una leve inflamación en la cara, los brazos y las manos, desapareciendo la enfermedad en unas ocho semanas aun sin tratamiento.

Rabia

La rabia es una enfermedad infecciosa viral que ataca el sistema nervioso central del portador, pudiendo ocasionar la muerte.

Una de las vías de contagio es a través de las mordeduras de perros infectados con el virus, por lo que es muy importante que les enseñes a tus hijos a no acercase o acariciar a perros callejeros o que no están con sus dueños.

Salmonelosis

Esta enfermedad es ocasionada por el grupo de bacterias intestinales salmonella, y pueden contagiarse a través del contacto directo con animales infectados o por ingerir algún alimento que esté contaminado a causa de la llamada contaminación cruzada en la cocina.

Los síntomas más comunes son diarrea severa y enfermedades intestinales.

Pasteurelosis

Esta rara enfermedad ocasionada por la bacteria pasteurella multocida se trasmite a las personas por los arañazos y mordeduras de animales tan tiernos como los conejos, las aves de corral y los gatos.

Si los niños sufren alguna agresión de parte de un animal infectado pueden presentar infecciones en la piel y los ojos, pudiendo derivar la afección en una neumonía.

Leave a Comment

Comparte en tus Redes Sociales:
Facebook
Twitter
Instagram