Depresión, el enemigo silencioso

Hasta la fecha aún no se ha inventado una vacuna contra la depresión, por lo que tal vez sí o tal vez no, nuestro hijo puede sufrir depresión en algún momento de su vida

Para proteger a nuestro de la depresión, será necesario hablarle del tema desde pequeño, explicarle de acuerdo a su edad qué es la tristeza y cómo superarla.

Además, debemos preparar a nuestro pequeño para los grandes desafíos; es decir, mostrarle que en la vida no siempre obtendrá todo lo que desea, pero que deberá luchar y esforzarse por sus sueños aunque a veces parezcan inalcanzables.

¿Qué hacer ante un episodio de depresión infantil?

Qué más quisiéramos como padres que nuestro pequeño jamás tuviera que enfrentarse a un problema o una pérdida.

Durante la infancia es muy común que los niños enfrenten su primer episodio de depresión al perder a su mejor amigo o ante la muerte de su mascota. Ante esto, es probable que nos preguntemos, cómo debemos actuar.

Buscar actividades que lo mantengan activo

Lo primero que debemos hacer es buscar alguna actividad que sea atrayente para nuestro pequeño, puede ser salir a caminar o realizar su deporte favorito. Lo importante es mantener su mente ocupada, para que no le dé cabida a su pérdida.

No dejarlo solo

Una manera eficaz de evitar la depresión es el no estar solo, busca que tu hijo siempre esté acompañado, ya sea de sus hermanos o familiares, y permítele hablar y mantener su mente activa. Socializar es una herramienta básica para combatir la depresión infantil.

Deja un tiempo para la tristeza

Por otro lado algunos niños prefieren no mostrar sus sentimientos, los reprimen a tal grado que todo lo llevan guardado dentro de su corazón.

Este tipo de comportamientos tampoco son saludables ya que a largo plazo nuestro hijo puede tener una crisis emocional o de ansiedad por las emociones contenidas dentro de sí mismo.

Démosle un poco de espacio, de que asimile su pérdida o la situación que le está causando tristeza.

Levantarse y seguir

Después de que nuestro pequeño haya asimilado el dolor que le produjo alguna situación, es necesario hablar con él y ayudarlo a seguir y levantarse.

Todos debemos aprender a manejar las situaciones dolorosas, ya que el día de mañana cuando nuestro pequeño sea un adulto podrá enfrentar mejor la vida.

La mejor protección contra la depresión para nuestros hijos, es hablar con él y explicarle que habrá situaciones que lo hagan sentir incómodo alguna vez, pero es necesario aprender de ellas y seguir adelante.

Leave a Comment

Comparte en tus Redes Sociales:
Facebook
Twitter
Instagram