Coordinación motora y estimulación de los sentidos

Coordinación motora y estimulación de los sentidos

Todo lo que escuchamos, vemos, oímos, degustamos y sentimos provoca estímulos a nuestros sentidos, para ser más receptivos hay que aprender a identificar lo que estamos experimentando.

Los cinco sentidos: vista, oído, gusto, tacto y olfato son las guías de todo ser humano para identificar lo que puede ser grato o no. Además favorece el desarrollo de habilidades para aprender tanto materias escolares, cómo a desarrollar la imaginación. De este modo, practicar con tu hijo el desarrollo sensorial a través del juego lo hará una persona más segura y capaz de desenvolverse en la escuela y la vida.

Juega con tu hijo y atrévete a tú también experimentar, te sorprenderás al descubrir todo lo que puedes sentir.

Te dejamos algunos ejercicios que pueden realizar juntos:

La coordinación motora se divide en dos: gruesa y fina. La primera es la que favorece al movimiento cómo es caminar, correr, saltar o andar en bicicleta. La segunda es la que permite que podamos escribir, dibujar o recortar, por mencionar algunos ejemplos. Desarrollarlas con juegos divertidos desde la primera infancia es muy importante, ya que facilitará el aprendizaje. Podemos realizar juegos sencillos cómo:

– Cortar tiras de papel. Es necesario contar con diferentes tipos de papeles de colores. Lo primero que vamos a hacer es con las manos cortar tiras de diferentes tamaños y grosores, para posteriormente con los dedos pulgar e índice hacer bolitas, esto favorecerá la coordinación fina. Para estimular la gruesa, una vez que hayamos terminado de hacer las bolitas, podemos colocar un bote a una distancia apropiada para lanzarlas, la ubicación del bote estará estimulando también el sentido de la vista.

– Arena y semillas. Una actividad que puede entretener a los pequeños por un tiempo prolongado es jugar con arena o semillas. Se las podemos proporcionar en una bandeja lo suficientemente grande y profunda para que puedan sumergir los brazos. Añadir objetos como tazas de diferentes tamaños, palas y embudos para ayudarles a manipular otros objetos, contar, medir cantidades y pasarlos de un lado a otro, lo que les permitirá desarrollar el área matemática en sus cerebros.

– Identificar sonidos. Vendar los ojos de los niños y jugar con diferentes sonidos a distintas distancias les ayudará a desarrollar el sentido del oído. Es muy divertido contar con campanas de diferentes tamaños, silbatos y artículos que imiten el sonido que hacen los animales y tocarlos a diferentes distancias para tratar de identificarlos será una experiencia sensorial que tú también puedes practicar para ver qué tan receptiva estás a los sonidos de tu entorno.

– Botella con chispas de colores. Una actividad que incluso funciona muy bien para tranquilizarnos además de favorecer la observación. Lo único que necesitamos es una botella de vidrio, pegamento transparente, agua y diamantina de colores. Lo único que hay que hacer es llenar la botella de agua en partes iguales con el pegamento y el agua y vaciar la diamantina, ésta se concentrará en el fondo pero al voltear el envase, flotará hacia el lado contrario para volver a aglutinarse. Este ejercicio de observación favorece la vista y la paciencia.

– ¿A qué sabe? Colocar en un plato diferentes bocados con sabores salados, dulces, amargos, ácidos y hasta picosos para favorecer el sentido del gusto y aumentar el vocabulario al enseñarle al pequeño cómo se le dice al sabor que prueba.

– Texturas. Con lijas, lanas, sedas, plumas de aves y todo lo que tengamos a la mano podemos acariciar al niño en los brazos o las piernas para que detecten la textura del elemento que le presentamos. Con este ejercicio podemos enseñarles que el tacto es el sentido más amplio pues toda nuestra piel siente.

– ¿A qué huele? De la misma forma que con los sabores podemos ofrecer a los chiquitos objetos a oler, agradables y algunos no tanto para que identifiquen qué es, la idea es pedirles que describan el olor, con lo que se incentiva también la imaginación, el vocabulario y la relación de olores con lo que les gusta y lo que no.

Jugar es la mejor forma de aprender para los pequeños, si te animas a experimentar con ellos podrás redescubrir muchas cosas que los sentidos te dicen a diario.

Related posts

Aleja los smartphones de tus pequeños

Aleja los smartphones de tus pequeños

El acceso de los niños a las nuevas tecnologías parece no tener frenos. Antes, la preocupación se limitaba a que los niños se quedaban demasiadas horas frente a la televisión, mientras hoy hay un gran desasosiego de los padres acerca del contacto que tienen los niños, incluso los bebés, con los smartphone y tabletas. Expertos

Qué hacer durante los días festivos y las vacaciones de la escuela

Qué hacer durante los días festivos y las vacaciones de la escuela

Como es lógico, algunos padres solteros y que trabajan le tienen pavor a las vacaciones de la escuela, los días festivos oficiales (como el día de Martin Luther King Jr. y el Día de los Presidentes) y los “días de capacitación de los maestros”. Estos son días en los que el niño no tiene que

Comentar