¿Conviene usar faja postparto?

¿Conviene usar faja postparto?

Esta es una de las mayores preocupaciones de las mujeres tras el parto. Pero debes saber que es normal que esa tripita se mantenga algunas semanas, ya que los órganos tienen que volver a su sitio y tamaño habitual.

La musculatura del abdomen no tiene la fortaleza que tenía antes del embarazo y es necesario ir recuperando esa fuerza, pero poco a poco.

Los defensores de la faja dicen que ayuda a que la zona abdominal se recoloque con mayor rapidez y hace que los órganos internos y la piel se recuperen más rápido. Además, consideran que le da seguridad a la mujer a la hora de realizar algunos movimientos.

Por otro lado, los detractores aseguran que la faja postparto no ayuda a que los músculos se fortalezcan, ya que esto solo sucede con el ejercicio físico.
Por todo ello, lo mejor antes de que comiences a usar la faja postparto es que consultes con tu médico y matrona; ya que cada mujer es diferente y el especialista podrá asesorarte teniendo en cuenta tus necesidades.

Los profesionales y estudios realizados, indican que los músculos y los órganos alterados durante el embarazo son capaces de recolocarse por sí solos sin necesidad de ejercer presión externa con una faja.

La recomendación general suele ser: “Usar la faja, pero no abusar de ella”.
La faja puede ayudar, pero si se utiliza mucho, los músculos del abdomen y la espalda no se ejercitan con los movimientos de la mujer, por tanto, acaba teniendo un efecto contrario y la musculatura de la zona tardaría más en fortalecerse.

El aumento del tamaño del útero y la distensión abdominal se producen de manera fisiológica y es necesario un tiempo para que se recuperen de forma natural.

Cuando el parto es vaginal, algunos expertos aconsejan comenzar a usar la faja postparto un poco antes de finalizar la cuarentena. En el caso, del parto con cesárea, se recomienda esperar hasta después de la cuarentena.

Sin embargo, algunos médicos no desaconsejan su uso incluso desde el día después del parto. Ya que según indican, disminuye los dolores y dan cierta estabilidad a la espalda, obligando a que la mujer mantenga una postura correcta. Si fuera así, el uso debe aumentar gradualmente y siempre siguiendo las indicaciones médicas.

Related posts

Pros y contras de estar embarazada

Pros y contras de estar embarazada

Si tuviéramos que poner en una balanza lo bueno y lo malo de estar embarazada, acabaríamos con un buen número de cosas a ambos lados, aunque sin duda, todas coincidiríamos en que, aún en igualdad de condiciones, siempre pesa más lo bueno. El embarazo es un momento de cambios sorprendentes, tanto físicos como anímicos. A

El sexto mes de embarazo, tu bebé esta más fuerte.

El sexto mes de embarazo, tu bebé esta más fuerte.

Cada vez es más grande y más espabilado. El feto practica cada día una tabla minuciosamente elaborada de movimientos físicos para probar su cuerpecito y ponerlo a punto. Ya distingue la luz de la oscuridad, saborea el medio en el que vive, empiezan a abrirse los dos agujeros de la nariz y comienza la actividad

Comentar