Consejos Para No Subir Demasiado De Peso En El Embarazo

Para evitar el sobrepeso, en la mayoría de los casos solo necesitas revisar tu dieta y proponerte comer más sano.

Elimina de tu despensa embutidos, papas fritas y comida chatarra, pan elaborado a base de harinas refinadas, mantequilla, margarina, galletas saladas, helados, jugos, natas, cremas y golosinas, que tienen gran cantidad de calorías, pero poca calidad nutricional.

Sustitúyelos por fruta y verdura naturales, lácteos descremados y cereales.

Tienes que comer proteínas (carne, pescado, huevos) a diario. Consume de preferencia carne de ave (sin la piel) y de ternera, ya que tienen menos calorías que las de cerdo.

Incluye en la dieta más pescado blanco que azul, pero no prescindas de este último porque muy rico en ácidos grasos esenciales. Y en cuanto a los huevos, tómalos duros o en tortilla, no fritos.

También a diario necesitas consumir hidratos de carbono.

Obtenlos de las verduras y ensaladas, frutas y jugos naturales, pasta, arroz, legumbres y pan, estos cuatro últimos con moderación. La idea es que si tomas un pequeño bocadillo en la merienda, no cenes arroz.

Prepara la pasta con una cucharada de aceite de oliva y ajo o con un poco de salsa de tomate natural y orégano. Será un plato sano y rico a la vez. En cuanto a las legumbres, consúmelas dos veces por semana, pero en ensalada o guisadas con verduras, nunca con tocino o chorizo.

No puedes eliminar las grasas de tu dieta, pero sí limitarlas: toma tres cucharadas de aceite de oliva al día. Con la alimentación diaria (pescado, carne, lácteos) completarás la cantidad que necesitas.

Con estos sencillos consejos mantendrás a raya los kilos de más. Recuerda que la disciplina es la clave del éxito.

Leave a Comment

Comparte en tus Redes Sociales:
Facebook
Twitter
Instagram