Conoce la enfermedad de los huesos en niños

Descubre cual es la enfermedad de los huesos de cristal

¿La conocías? Entonces, quédate e infórmate porque, aunque a una le parezca que jamás le va a pasar, nunca se sabe…

¿Qué es la osteogénesis imperfecta?

Para explicarlo de forma sencilla, se puede decir que la enfermedad de los huesos de cristal es una imperfección de los huesos a causa de la mala formación de colágeno óseo que resulta, en la mayoría de los casos, de un defecto genético.

Como el colágeno óseo, que está mal formado, es la mayor proteína del tejido conjuntivo y éste es el marco de los huesos, éstos se fracturan fácilmente, la piel queda suelta y trasparente, y los músculos carecen de rigidez. Un poco fuerte, ¿no?, y más cuando de niños se trata.

Características

Al haber distintos tipos y grados de osteogénesis imperfecta, resulta muy complicado predecir o asegurar cuáles serán los síntomas y complicaciones que puede sufrir un niño con esta enfermedad;

Pero algunos de ellos pueden ser la fractura fácil de huesos, la pérdida de la audición, deformaciones del esqueleto -en la pera o en el cráneo-, músculos débiles, sudor excesivo, entre otros.

Algunos niños también pueden presentar lo que se denomina esclerótica azulada, que es cuando la parte blanca de los ojos está azul y, a su vez, pueden hacerse moretones muy seguido. ¿Tu niño siempre se golpea y le salen moretones?

También deberías prestar mucha atención a los temas genéticos porque, por ejemplo, si tu niño tiene baja estatura cuando no hay genética para que la tenga o está siempre constipado cuando nadie tiene tendencia en la familia, puede ser que esté comenzando, y esperemos que no, a sufrir esta terrible enfermedad.

Mi hijo tiene la enfermedad de los huesos de cristal, ¿qué hago?

Como esta enfermedad generalmente ocurre en niños que tienen antecedentes familiares y genéticos, puede ser que en ese caso ya sepas qué esperar, cómo reaccionar y cómo manejar esta complicación.

Sin embargo, no está de más que tengas en cuenta que los síntomas que tu niño puede presentar puede que sean distintos a los que presentaron otros miembros de tu familia, y puede que la enfermedad lo afecte de distinta forma, así que sería bueno que consultes siempre con un médico.

Ahora, si en tu familia no hay antecedentes de esta terrible enfermedad, puede que estés un poco conmocionada, y no es para menos.

Es que tener un pequeño con esta enfermedad realmente será un desafío, estarás agotada, todo esto sumado esto al hecho de que nunca lo esperaste.

Lo mejor que puedes hacer es consultar a tu pediatra de confianza, leer al respecto y, por más que al principio te sientas deprimida, trata de aceptarlo para poder ayudar a que la calidad de vida de tu tesoro sea la mejor posible.

Leave a Comment

Comparte en tus Redes Sociales:
Facebook
Twitter
Instagram