Cómo prevenir el empacho en niños

El empacho en niños es común, sobre todo en aquellos que muestran un especial interés por la comida y quieren probarlo todos. Sin embargo, hay niños que son más sensibles que otros a los alimentos y cualquier cosa puedes provocarles un empacho.

Se distinguen dos tipos de empacho:

• Empacho seco: se caracteriza por fiebre alta y estreñimiento.
• Empacho agudo: hace referencia a los casos donde está presente la diarrea, el niño tiene mucha sed y dolores intensos de estómago.

Sin embargo, hay ciertas medidas que puedes tomar para prevenir el empacho en tu hijo. Entra ellas se incluyen las siguientes:

1. Los niños no deben comer en exceso y a diario alimentos como los dulces, chocolates, bollería, alimentos fritos o comida rápida.
2. Evitar las bebidas gaseosas y las comidas muy especiadas.
3. Intenta conocer que alimentos causaron la indigestión y evita que el niño los consumas o que lo haga con poca frecuencia y en cantidades pequeñas. Algunos alimentos se toleran mejor que otros.
4. En Navidad cuidado con el turrón y los polvorones. Suelen estar siempre al alcance de los más pequeños y es difícil controlar la cantidad que consumen.
5. No se debe forzar al niño a probar de todo. Sobre todo, a las abuelas, les encanta que el niño pruebe todos los alimentos que hay en la mesa. Esto puede causarles empacho sino se presta atención a las cantidades que ingieren.
6. Si el niño es de los que disfruta comiendo, es mejor servirle una ración moderada en su plato, para evitar que se sirva por su cuenta. Utiliza un plato pequeño, de esta manera, el niño verá el plato lleno y le parecerá una ración grande.
7. Enséñale a comer despacio y masticando bien todos los alimentos.
8. Después de comer no debe realizar actividades que requieran mucho movimiento, es mejor que opte por juegos más tranquilos para que pueda hacer bien la digestión.

Leave a Comment

Comparte en tus Redes Sociales:
Facebook
Twitter
Instagram