¿Cómo fomentar la autoestima en niños?

La autoestima es la forma en la que un individuo se percibe a sí mismo, es decir, los pensamientos y sentimientos que tiene acerca de sí mismo.

La autoestima se forma no sólo por las propias percepciones, sino también por las percepciones y expectativas de las personas que te rodean. En el caso de los niños, los padres, profesores y amigos, son los que más influyen en su autoestima.

A partir de los 5-6 años de edad se empieza a formar un concepto de cómo nos ven los mayores.

Un niño con baja autoestima no confía en sí mismo y tampoco en los demás. Por lo general, suelen ser niños tímidos, poco creativos e incluso puede desarrollar conductas agresivas o desafiantes. Esta actitud hace que los demás lo rechacen, lo que a su vez repercute en su autovaloración.

Ayuda a desarrollar la autoestima de tu hijo

1. Ayudarles a ser competentes
Esto que quiere decir, que el niño debe tomar decisiones, tener ciertos riesgos y resolver problemas. No debes darle todo hecho, es importante que ellos elijan y que resuelvan las cosas por sí mismos.
2. Elogiar a los niños
Está bien elogiar ciertos logros cuando el niño ha realizado un esfuerzo para conseguirlo. Pero elogiar todo lo que el niño hace puede “bajar el listón”. Es decir, si le dices al niño que todo lo que hace es fantástico, de alguna manera le estás diciendo que ya no tiene que mejorar más.
Ejemplo: Si el niño está leyendo mal, pero tú le dices que lo haces fenomenal, no hará ningún esfuerzo por mejorar, puesto que piensa que ya lo hace bien. Pero ¿y qué pasa cuando lea delante de otras personas? Cuando lea delante de otros niños o en el colegio, se dará cuenta de que lo hace mal y esto puedo avergonzarle y bajar su autoestima, al sentirse peor lector que los demás.
3. No pedirle al niño que sea perfecto
Nadie es perfecto y por tanto, no debes pedirle eso al niño. Necesita saber que lo vas a querer y aceptar tal y como es, incluyendo los errores que pueda cometer.
Sentirse aceptado por sus progenitores hace que el niño se sienta seguro de sí mismo, algo fundamental en el desarrollo de una imagen positiva.
4. Escuchar y responder a los niños
A veces, los padres no escuchan ni responden a sus hijos cuando estos les preguntan algo. A los niños hay que tratarlos con respeto y hacerles saber que sus preguntas y opiniones son importantes.
Cuando no se les presta atención los niños pueden pensar que son aburridos y que no son importantes. Esto afecta negativamente a su autoestima.
5. Dejar que los niños tomen sus propias decisiones
Cuando los niños toman sus propias decisiones se sienten más poderosos y además, toman consciencia de las consecuencias de sus decisiones.

Leave a Comment

Comparte en tus Redes Sociales:
Facebook
Twitter
Instagram