¿Cómo evitar el hipo en recién nacidos?

¿Cómo evitar el hipo en recién nacidos?

Es algo muy frecuente hasta los 6 meses de edad y la mayoría de los padres se preocupan porque creen que el bebé puede estar sintiendo dolor o piensan en la incomodidad que ellos mismos sienten cuando tienen hipo. Sin embargo, a los bebés no les molesta y es una reacción natural por la que no debes preocuparte, al igual que sucede con los estornudos, la respiración ruidosa o los sobresaltos.

¿Qué puedes hacer si tu bebé tiene hipo?

No hay nada que puedas hacer para terminar con el hipo de tu bebé, salvo esperar. Lo normal es que se le pase después de unos 10-15 minutos.
Cuando tu bebé tiene hipo tienes que ser paciente y verlo como algo natural. Hay algunos bebés que presentan hipo con mayor frecuencia que otros, al igual que unos bebés lloran más que otros. Es algo natural y que se da de forma espontánea.

Sin embargo, hay algunas cosas que puedes hacer para prevenir el hipo en tu bebé:

1. Uno de los factores que genera distensión del estómago es la acumulación de gases, y esto a su vez puede causar hipo. Por lo tanto, para evitar que el bebé tenga hipo hay que intentar que no trague mucho aire cuando se alimenta y ayudarle a expulsar los gases después de las comidas.
2. Tampoco debes esperar a que el bebé tenga mucha hambre, ya que esto lo pone ansioso y esto le lleva a ingerir más cantidad de aire.
3. También puedes evitar el hipo en tu bebé, evitando los cambios bruscos de temperatura, sobre todo al cambiarlo de ropa o de pañal.

Related posts

Enuresis infantil

Enuresis infantil

La enuresis es la micción de forma involuntaria o intencionada, sin que exista ninguna enfermedad previa que lo justifique. Puede ocurrir a cualquier hora del día, aunque es más frecuente durante la noche. Se trata de una afección común que afecta alrededor del 15% de los niños entre 5 y 6 años de edad. Cuando

Los cólicos de los bebés lactantes

Los cólicos de los bebés lactantes

Los cólicos en los bebés son propios de los lactantes y se manifiestan con un tipo de dolor abdominal intenso, pero inofensivo que, por lo general, comienza aproximadamente a las 2-4 semanas de vida y que desaparece hacia los 3 meses de edad. El bebé experimenta accesos de dolor cuando grita y encoge las piernas

Comentar