¿Cómo enseñarle a leer a tu hijo?

Leer es la puerta de acceso a mundos desconocidos, tanto reales, como ficticios

Por ello, es una de las actividades más enriquecedoras.

Asimismo, diversos estudios científicos han demostrado que leer reduce el estrés, beneficia la memoria, desarrolla las habilidades analíticas y mejora la concentración. ¿Necesitas alguna otra razón para estimular a tu hijo a que lea? Entonces, te contaremos cómo enseñarle a un niño a leer.

Léele desde pequeño

Aprender a leer es un largo proceso que comienza desde la infancia. Así que, ni bien retornes a casa con tu pequeño, comiénzale a leer.

Esto te permitirá estrechar vínculos y transmitirle tu amor por la lectura. Ten en cuenta que esto último será la principal determinante de su éxito como lector.

Al principio, intenta leerle 3 o 4 libros infantiles -recuerda que están minados de ilustraciones y contienen muy poco texto. Y a medida que vaya creciendo, y pueda permanecer sentado por más tiempo, dedícale a la lectura 20 minutos diarios.

Hazle preguntas

No permitas que tu lectura se convierta en un tedioso monólogo: deja que tu niño pueda interactuar con el libro y hazle preguntas. De este modo, lo mantendrás interesado y, así, estimularás su comprensión.

Mientras tu hijo siga siendo un bebé, señala las imágenes del libro y pregúntale cosas como: “¿Puedes ver el perro?” o “¿te gusta el león?”. Mediante esta práctica lo ayudarás a que desarrolle su vocabulario.

Cuando vaya creciendo, pídele que señale lo que le indiques y que reproduzca el sonido de los animales que conoce. Y ni bien tenga entre 2 y 3 años pregúntale sobre la trama de la historia: “¿Qué crees que pasará ahora?”, ¿por qué actuó así este personaje?”.

Sé un buen ejemplo

¿Quieres enseñarle a tu hijo algo que tú no haces? ¡Ni lo pienses! Así que ponte las gafas y empieza a leer lo que sea; puede ser una revista, un recetario, una novela o la Biblia.

Lo importante es que le demuestres a tu hijo que leer es una actividad que también deben realizar los adultos. Y recuerda: los niños son los mejores imitadores. Por este motivo, regálales algo digno de seguir.

Estas son algunas ideas para que introduzcas a tu niño en el mundo de la lectura. ¡Comienza a aplicarlas pronto! No prives a tu hijo de los increíbles beneficios de esta sencilla práctica. Algún día, te lo agradecer

Leave a Comment

Comparte en tus Redes Sociales:
Facebook
Twitter
Instagram