Cómo ayudar al niño a dormir bien

Cómo ayudar al niño a dormir bien

Uno de los momentos más difíciles del día es la hora de acostar a los niños. Es normal que ellos se resistan a dormirse por múltiples razones, ya que desean estar más tiempo con sus padres, o con sus hermanos, viendo la tele, o charlando y contando historias, etc. Pero, ¿cómo ayudar a los niños a dormir bien?

A los niños pequeños, hay que educarles en ese sentido para evitar problemas mayores después. Todo dependerá de la habilidad los padres para abordar el tema del sueño infantil y hacer partícipes a los niños de su propia rutina del sueño nocturno.

1. Establecer una rutina de sueño que incluya un período de tranquilidad antes de la hora de dormir.
2. Evitar o reducir al mínimo el acceso a la televisión o a los videojuegos antes de dormir.
3. Establecer un horario para dormir todos los días, que ayudará al niño a mantener una rutina. Los rituales para dormir son maneras efectivas para empezar a formar los buenos hábitos.
4. Dormir con un peluche o juguete de apego. Permite al niño, si así lo desea él, que lleve un juguete, un osito, o su manta favorita a la cama.
5. Controla que la temperatura en la habitación sea agradable y que la ropa sea cómoda.
6. Deja una luz encendida, la puerta entreabierta o un vaso de agua al lado de la cama, si el niño te lo pide.
7. Evitar dormirse con el niño. Le hará más difícil acostumbrarse a dormir solo.
8. No acudir cada vez que el niño llama o se queja. Si es así, le estarás acostumbrando a llamar sin necesidad. Debes estar atento siempre y acudir solo cuando exista algún signo de problemas reales como las pesadillas, el sonambulismo, etc.

Estos consejos pueden servir de ayuda para dormir a los niños. Pero no hay que olvidarse de que no servirán de nada, si los padres no establecen estas medidas con seguridad. Los padres, ante todo, deben estar muy seguros y convencidos de lo que están estableciendo. El niño necesita sentirse seguro, y especialmente a la hora de dormirse. Las rutinas o rituales para ir a la cama, como regular la hora de acostarse, son fundamentales para establecer una pauta de sueño en los niños.

Related posts

Chuparse el dedo

Chuparse el dedo

Explicarle a tu hijo que tendrá que dejar de chuparse el dedo porque ya es grande. Se trata de un reflejo de succión y es algo completamente natural, pues el bebé trata de imitar la acción que ejerce sobre el seno materno durante la lactancia, de hecho se puede apreciar desde que está en el

Comentar