Chuparse el dedo

Chuparse el dedo

Explicarle a tu hijo que tendrá que dejar de chuparse el dedo porque ya es grande. Se trata de un reflejo de succión y es algo completamente natural, pues el bebé trata de imitar la acción que ejerce sobre el seno materno durante la lactancia, de hecho se puede apreciar desde que está en el útero.

Esta actividad suele iniciar en el primer año de vida y terminar alrededor de los 18 y 21 meses, aunque en algunos casos se aplaza.

Dependiendo de la frecuencia, la duración de cada episodio, la intensidad y cuánto se prolongue con relación a la edad (mas allá de los 5 años) puede traerle problemas psicológicos como angustia, inseguridad, miedo o falta de adaptación al medio en el que se desenvuelve .

En cuanto a problemas físicos, los dientes y el paladar suelen ser los más afectados. Algunos de estos problemas son:

Desplazamiento de los dientes:

Los incisivos superiores se mueven hacia atrás.

Crecimiento del maxilar:

Se desarrolla menos porque el dedo ocupa el lugar de la lengua.

Mordida abierta:

Sólo lo hace con los molares.

Si el hábito termina entre los 5 y 6 años de edad, justo cuando empiece a mudar, las consecuencias suelen ser mínimas, o incluso nulas.

Existen tratamientos con aparatos dentales especiales para corregir este vicio. No son recomendables los remedios caseros, como ponerle sustancias en el dedo para que le dé asco, es mejor si lo distraes con juegos y juguetes para que se entretenga y tenga las manos ocupadas.

Related posts

Tips para decir Adiós al chupon

Tips para decir Adiós al chupon

Cumplidos los dos años la mayoría de los padres piensa que su hijo ya es suficientemente mayor para dejar el chupon. Pero el niño puede no estar de acuerdo. Lo mejor es que lo deje de forma gradual. El feto succiona su dedo pulgar a partir del quinto mes de embarazo como un acto reflejo.

Haz de la lectura un hábito para tus hijos

Haz de la lectura un hábito para tus hijos

Abrir un libro y sumergirse en una buena historia es un hábito que puedes inculcar a los pequeños con estos consejos. El gusto por los libros es uno de los hábitos más difíciles de adquirir cuando somos adultos, por esta razón es muy importante que como madre dediques un tiempo a inculcar la pasión por

Posted

Comentar