Cambios Primer Trimestre

Cambios Primer Trimestre

La Planeación:

Cuando tu pareja y tú deciden formar una familia es importante que tengan en cuenta ciertas cosas que les ayudarán a tener un embarazo sano y feliz.

Ácido fólico:

es buena idea que consultes con tu ginecólogo la cantidad y frecuencia con que debes tomarlo, aunque es muy probable que la dosis cambie cuando ya estés esperando un bebé, muchos doctores recomiendan que inicies su ingesta antes de embarazarte.

Es necesario que acudas al médico para que te practique un check up y que te haga algunos exámenes más específicos.

Cigarro y alcohol:

Nunca está de más que lo dejes con anticipación. Lo ideal sería que ambos se comprometieran a hacerlo, pues si tu pareja se solidariza contigo, será mucho más fácil sobrellevarlo.

Alimentación:

No olvides que para embarazarte necesitas estar saludable y eso incluye comer adecuadamente y no mal pasarte. La ingesta de todos los grupos alimenticios es clave, una dieta balanceada te traerá beneficios importantes en este proceso.

Multivitamínicos:

Son una excelente manera para reforzar el aporte de vitaminas y minerales a la futura madre y al bebé. Muchos médicos recomiendan tomarlos tres meses antes del embarazo, para disminuir cualquier riesgo; durante el periodo de gestación, para el buen desarrollo del bebé, y en la lactancia como un refuerzo para el pequeño. Estos productos incluyen vitaminas A, D, E, C, B1, B2, B6, B9 y B12; además de ácido fólico, hierro, zinc y calcio, todos indispensables para el adecuado desarrollo del bebé.

Ejercicio:

La condición física es fundamental, si tienes algunos kilos de más es importante que los pierdas y te pongas en forma, pues durante el embarazo tu cuerpo necesitará ajustarse a grandes cambios.

Consultas médicas:

por supuesto que para embarazarte tienes que estar más que sana. Por ello, es necesario que acudas al doctor para que te practique un check up y que te haga algunos exámenes más específicos, como citología vaginal, cuadro hemático, prueba de glicemia, creatina y orina, frotis vaginal, serología, hemoclasificación y prueba de VIH/SIDA.

Vacunas:

Es básico que tengas las de varicela y hepatitis A y B; además, cerciórate de que te hayan aplicado los refuerzos de triple viral (sarampión, paperas y rubéola) y DPT (difteria, tos ferina y tétanos).

Seguro de gastos médicos mayores:

Si creías que sólo funcionaba para accidentes, emergencias y demás, te alegrará saber que durante esta etapa también puede ser de gran ayuda, siempre y cuando lo adquieras un mes antes de embarazarte.

La póliza suele cubrir hospitalización y honorarios médicos, análisis de laboratorio, gabinete y medicamentos, parto o cesárea, al recién nacido, complicaciones en el embarazo, servicios de ambulancia, entre otros.

Por ello, es importante que consultes a un agente, con la finalidad de que sepas a la perfección todos los detalles de este servicio.

Related posts

Gatear, un gran paso para tu hijo

Gatear, un gran paso para tu hijo

Caminar a cuatro patas no sólo significa ganar en movilidad. Aunque tu bebé no se dé cuenta de ello y él simplemente disfrute yendo de aquí para allá como un correcaminos, en el interior de su pequeña cabecita están ocurriendo cosas muy emocionantes. El gateo favorece la relación entre los hemisferios cerebrales y prepara la

Estreñimiento en el embarazo

Estreñimiento en el embarazo

El estreñimiento durante el embarazo es uno de los problemas más comunes en este período y afecta aproximadamente al 50% de las embarazadas. Muchas mujeres que nunca habían sufrido estreñimiento, lo padecen durante la gestación. Pero ¿por qué sucede esto? El embarazo produce muchos cambios y alteraciones en el cuerpo de la mujer que afectan

Comentar