Beneficios del Yoga para niños

Cada vez son más los niños que afrontan dificultades en sus actividades sociales relacionadas con miedos, estrés, cansancio, ansiedad y falta de concentración.

A menudo los más pequeños de la casa se ven afectados por los problemas de los adultos, noticias de la televisión o la presión social, que en ocasiones los lleva a ser niños retraídos y tímidos.

El yoga es una actividad que aporta muchos beneficios para los niños, tanto a nivel físico como mental y emocional, que tendrán repercusión en su vida adulta.

A través de la respiración, los niños aprenden a relajarse para hacer frente al estrés. Aunque estos, cuando son muy pequeños, desconocen el significado de la palabra estrés, lo sufren igual que los adultos.

El yoga es originario de la India, significa unión. Primero unión con uno mismo y después con los demás. Con esta técnica se pretende trabajar el cuerpo, la mente y el espíritu.

Los expertos recomiendan que a partir de los 4 años de edad el niño puede comenzar a practicar yoga. A esta edad ya son capaces de realizar y controlar ciertos movimientos de su cuerpo.

Es una actividad recomendada para todos los niños, tanto para aquellos inquietos o activos, como para los más tímidos y vergonzosos.

Les ayuda a canalizar la energía y reafirmar su autoestima. De manera que, los más activos aprenden a relajarse y concentrarse, y los niños más tímidos pierden su miedo ante los demás y se abren hacia el mundo que los rodea.

Leave a Comment

Comparte en tus Redes Sociales:
Facebook
Twitter
Instagram