Ayuda a tu hijo para que pueda estudiar

Te daremos algunas ideas sobre cómo lograr que los niños se concentren al momento de estudiar

Prepara el ambiente

Es muy útil preparar la mesa y las sillas de estudio. Procura que esté todo limpio y ordenado. La música estimula la concentración, especialmente la música clásica.

Elimina toda distracción posible. Puedes aprovechar para realizar tus tareas diarias mientras el niño estudia.

Evita hablar por teléfono, encender la televisión o realizar actividades ruidosas que puedan distraerlo.

Hazlo un hábito

Tiene que convertirse en una costumbre el hecho de tener un tiempo de estudio diario.

Puedes dejar que tu niño escoja en qué momento del día prefiere estudiar, siempre y cuando se respete la duración del tiempo de estudio.

Ten en cuenta que es mejor hacer actividad física antes del tiempo de estudio porque la oxigenación en sangre mejora la concentración del cerebro.

Será bueno tomar descansos de unos minutos para distenderse un rato. Durante las pausas, no permitas que el niño entre en contacto con la tecnología.

Organización

Ayuda a organizar las prioridades en las tareas haciendo una lista de lo más urgente o importante. Tu hijo aprenderá a ser organizado y le ayudarás a tener un comportamiento que en un futuro te lo agradecerá.

Involúcrate

A tu hijo le ayudará ver que te importa lo que él hace y que le prestas atención. Si bien no debes hacer las tareas por él, debes mostrarte disponible ante cualquier duda que pueda presentarse.

Puedes explicarle temas que no entienda y ayudarle a resolver otros que él no pueda hacerlo por su cuenta. La clave está en hacerlo razonar con preguntas, o juegos.

Haz que sea un momento de diversión y aprendizaje. Puedes conseguir ideas innovadoras en sitios dirigidos a la enseñanza de los niños.

Si tu hijo tiene problemas de hiperactividad, deberás ser más creativa al momento de programarle su tiempo de estudio.

Puede estudiar en movimiento, mientras camina de un lugar a otro repitiendo las frases que deba memorizar en voz alta o proyectándole un objeto que pueda manipular sin que se distraiga por completo como una pequeña pelota de goma, será útil para los nervios.

Recuerda que es una actividad en la que pueden colaborar todos los miembros de la casa.

Leave a Comment

Comparte en tus Redes Sociales:
Facebook
Twitter
Instagram