Ayuda a tu hijo a probar comida nueva

La alimentación y nutrición inicial de los bebés se basa en la leche como único alimento, pero a medida que el niño va creciendo, podemos comenzar a introducir nuevos alimentos que necesitará para su desarrollo. Entre los 0 y los 12 meses de edad, el niño crece rápidamente, lo que implica una alta demanda de energía y nutrientes; por ello, la introducción de nuevos alimentos debe hacerse de manera progresiva.

En la etapa de la introducción de alimentos deberás tener mucha paciencia, tendrás que realizar diversas pruebas y estar muy atenta a las señales de tu bebé. Recuerda que es fundamental introducir los nuevos alimentos de uno en uno, así podrás detectar las posibles alergias y le concederás al niño el tiempo necesario para habituarse al sabor de cada alimento. Conoce algunas pautas que debes seguir dependiendo de la edad de tu hijo:

Pautas para introducir nuevos alimentos
Desde su nacimiento a los 4 meses:

Desde el momento en que nace, el bebé tiene un reflejo instintivo de girar su cabeza en busca del pezón cuando algo toca su mejilla. Es fundamental que durante esta etapa no digiera ningún otro alimento que no sea la leche materna o de fórmula. El sistema digestivo del bebé se estará desarrollando, por eso no debes darle de comer alimentos sólidos hasta que su cuerpo esté listo.

Alimentos que le puedes dar:

  • Únicamente leche materna o de fórmula.
De 4 a 6 meses:

En esta etapa puedes comenzar a introducir cereales. Debes comenzar con aquellos que no tienen gluten para evitar intolerancias. Estos cereales pueden ser disueltos en leche o en alguna papilla. También puedes comenzar con frutas y verduras, lo más recomendable es que se comience con manzana, pera, plátano, naranjas, calabaza, calabacín o batata, entre otras.

Es importante que introduzcas estos alimentos de forma gradual y sin añadirles sal o azúcar. Aquí te ofrecemos una lista de señales para saber si tu hijo está listo para comenzar con los alimentos sólidos:

Señales para saber si puede comer sólido:

  • Puede mantener la cabeza erguida por sí solo.
  • Puede sentarse bien en su silla para comer.
  • Es capaz de masticar.
  • Muestra un aumento significativo de peso.
  • Tiene interés en la comida.
  • Puede llevar la comida de adelante hacia atrás en su boca.
  • Puede mover la lengua de un lado a otro.
  • Pierde el reflejo de sacar la comida de la boca con la lengua.

Alimentos que puedes incorporar:

  • Vegetales en puré o papillas.
  • Frutas en puré.
  • Cereal semilíquido fortificado con hierro.
De 6 a 8 meses:

En esta etapa los bebés aún estarán en proceso de probar las frutas y los vegetales. En este momento, ya podrás comenzar con la carne, que es un alimento con alto contenido de nutrientes. Comienza con carnes blancas, como la de pollo o pavo. Recuerda que la introducción debe ser paulatina.

Alimentos que puedes añadir a su dieta:

  • Carne en puré.
  • Requesón o queso de soya.
  • Yogur natural en pequeñas porciones.
  • Legumbres en puré.
  • Cereales fortificados con hierro.
De 8 a 10 meses:

Esta etapa es similar a la anterior. Si todo va bien y acepta correctamente todos los alimentos, puedes comenzar a introducir los cereales con gluten, así como el pescado. Al igual que la carne, el pescado es un alimento con alto contenido en nutrientes. Deberás empezar con el pescado blanco, por ejemplo, con la merluza.

Señales de que está listo para comer alimentos con los dedos:

  • Tomar cosas con el pulgar y el dedo índice.
  • Puede transferir cosas de una mano a otra.
  • Se lleva todo a la boca.

Alimentos nuevos:

  • Alimentos con proteína (carne, pollo, pescado, tofu, frijoles, lentejas, garbanzos, entre otros).
De 10 a 12 meses:

Cerca de cumplir el año de edad, el bebé emitirá algunas señales que te permitirán saber si está listo para introducir nuevos alimentos sólidos. Es importante que introduzcas los alimentos con dos o tres días de separación entre uno y otro.

Señales de que puede comer otros alimentos sólidos:

  • Le resulta más fácil tragar la comida.
  • Tiene más dientes.
  • Ha dejado de sacar la comida de la boca con su lengua.
  • Intenta usar una cuchara.

Alimentos que le puedes dar:

  • Frutas cortadas en cuadritos o tiras.
  • Pedazos de vegetales cocidos.

Es muy importante informarnos correctamente sobre la alimentación del bebé y que pueda vivir cada una de sus etapas progresivamente. También ten presente que no debes sobrealimentarlo, él te indicará cuando esté satisfecho ya que será su estómago el que determinará la cantidad de alimentos que necesita ingerir. Si tienes alguna duda sobre cómo introducir nuevos alimentos en la dieta del niño, puedes consultar con tu pediatra, él te guiará en el proceso.

Leave a Comment

Comparte en tus Redes Sociales:
Facebook
Twitter
Instagram