Aprende a lidiar con la ira de tus hijos

Aprende a lidiar con la ira de tus hijos

Lloran, gruñen, chillan o pegan. También se vuelven irrespetuosos, irónicos o nos ignoran. Es inevitable que nuestros hijos se enfaden. Con nosotros. Con sus hermanos o con el mundo. Y hemos de aceptarlo. Tienen un amplio abanico de sentimientos y nuestro trabajo no es evitárselos sino ayudarles a afrontarlos.

  • Primero acepta, luego interviene. Entiende que las emociones, tanto positivas como negativas, existen y existirán siempre. Y que de alguna manera tienen que salir. Es imposible y contraproducente reprimirlas. Ya es bastante difícil para un niño manejar su propia ira para que cuando la sienta su padre o su madre le recriminen o penalicen por sentirla. Entonces ya no hay manera de controlarla y a lo que era ira se añade agresividad y odio. ¡Dale recursos para controlarla, no le ayudes a incrementarla!
  • Ayúdale a reconocerse los síntomas de la ira: angustia en el estómago, tensión, subida de la temperatura, taquicardias. Esto le ayudará a prepararse y prevenir la explosión.
  • Enséñale a reconocer la intensidad de sus sentimientos. De 0 a 10, ¿en qué lugar situarías tu enfado? Para los más pequeños, dibuja una escalera con colores diferentes en los que lasemociones vayan ascendiendo de peldaños: molesto, triste, enfadado, muy enfadado, furioso, agresivo, etc. Anímale a que coloque su foto en el escalón con que más se identifique.
  • Enséñale qué comportamientos son admisibles y cuáles no. En la mayoría de situaciones negativas, los padres nos centramos en decir a nuestros hijos lo que no deben hacer pero pocos les damos alternativas: golpear los almohadones, darse un baño, retirarse a otro lugar a pensar, respirar profundamente, pintar en la pizarra, escribir en el diario, etc.
    Para los más pequeños, pega en una cartulina fotos de comportamientos que SI y No están permitidos. Este recordatorio debe ser muy visual.
  • Utiliza palabras de aceptación para hablar con él en momentos de enfado.

No: Vas a tener que aguantarte
Sí: Seguro que existe una solución
No: No hay para tanto
Sí: Veo que estás muy enfadado
No: Deja de llorar; eres un quejica
Sí: Llora lo que necesites. Te sentirás mejor.
No: Te comportas como un bebé
Sí: Entiendo que estés enfadado.
No: Eres un bestia. ¡Deja de dar patadas!
Sí: Si necesitas dar patadas a algo, puedes hacerlo con los almohadones de tu cuarto. Están ahí para eso.
No: ¡Paso de ti, no hay manera de hablar contigo!
Si: No puedo entenderte cuando estás violento. Esperaré a que te calmes.

  • Una vez suavizados los sentimientos de ira o agresividad, reflexiona con él. Y, lo más importante, reflexiona a solas. ¿Cuáles son los verdaderos motivos que han desencadenado el enfado? ¿La razón es la que él dice o puede que tu hijo se sienta estresado, poco competente o decepcionante para los demás? ¿Son celos? ¿Ha tenido tu comportamiento o tu manera de comunicarte parte de responsabilidad?
  • Tu intervención y tus palabras, ¿están orientadas a satisfacer las necesidades básicas o se han quedado en la superficie del problema? Escucha de manera activa y empática.
  • Una vez identificado el problema, ayúdale a generar soluciones creativas y a llevarlas a la práctica.

Related posts

¿Ya gatea? Tu bebé estará en una nueva etapa

¿Ya gatea? Tu bebé estará en una nueva etapa

Caminar a cuatro patas no sólo significa ganar en movilidad. Aunque tu bebé no se dé cuenta de ello y él simplemente disfrute yendo de aquí para allá como un correcaminos, en el interior de su pequeña cabecita están ocurriendo cosas muy emocionantes. El gateo favorece la relación entre los hemisferios cerebrales y prepara la

Posted
Formas De Entretener A Tu Hijo En Un Avión

Formas De Entretener A Tu Hijo En Un Avión

Las personas que han viajado con niños saben que en ocasiones es aburrido para ellos y para quienes los acompañan Si además el viaje es en avión, la experiencia es diferente ya que no se pueden hacer paradas cuando se deseen, los asientos son relativamente pequeños y se viaja rodeado de mucha gente a la

Posted

Comentar