Andadera

Andadera

Pedirle al bebé que “corra” hasta donde estás ¿Usarlas o no usarlas? Llegó el momento en el que tu pequeño necesita un poco más de independencia y libertad, justo antes de aprender a caminar.

La decisión de comprar una andadera dependerá de tu criterio, pero debes tener en cuenta varios aspectos. Por ejemplo, es un accesorio en el que tu pequeño gozará de mucha libertad y suele ser una buena opción para entretenerlo, pero recuerda que no debes dejarlo desatendido mientras anda por la casa, porque podría sufrir algún accidente.

No apresures el uso de la andadera, es mejor esperar un poco hasta que tenga 8 meses de edad o que pueda sentarse sólo, de lo contrario, podrías retrasar su desarrollo motor.

Cuando esté listo para usarla, elimina cualquier objeto que pueda obstaculizar su camino y no lo dejes en ella por más de 2 horas al día. Si está en la planta alta o cerca de alguna escalera, coloca una barrera para evitar que se caiga.

Finalmente, la andadera puede retrasar refl ejos como poner las manos o brazos si se cae, además de que el equilibrio y la forma de caminar pueden verse afectados.

Tus opciones no se limitan a este tipo de accesorios, pues hay otras opciones para que tu hijo empiece a caminar; los centros de actividades y desarrollo son una buena elección, así como algunos carritos que le brindan soporte.

Medios

Related posts

Orienta a tu hijo para enfrentar un problema

Orienta a tu hijo para enfrentar un problema

Tan importante como ayudar a nuestros hijos a resolver un problema es hacerles conscientes de cómo lo han resuelto. Aprovecha cuando hay un desafío entre tu hijo y tú para ser un buen modelo de resolución de conflictos o cuando tu hijo se enfrenta a un problema difícil de gestionar. Si a él le falta

Maneras de que tu hijo sea amable y seguro

Maneras de que tu hijo sea amable y seguro

La sociedad y el mundo en el que vivimos hoy no siempre resulta de gran ayuda a la hora de criar niños respetuosos y amables En todo caso, tiende a generar el efecto contrario: padres contrariados y angustiados y, por ende, niños ofuscados, negativos y aburridos. Por fortuna, existe una regla de oro que como

Comentar