Alimentación

Escuchar que “la comida que prepara mamá es más rica” Para que tu hijo se desarrolle física e intelectualmente, es de suma importancia que prestes atención a lo que come.

Conforme crece, sus necesidades cambian, así que los nutrientes serán diferentes y provendrán de productos que antes no le podías ofrecer.

Entre los 4 y 6 meses de vida, la leche ya no será suficiente para que continúe su desarrollo y necesitará otra fuente de energía. A este momento se le conoce como ablactación, que es cuando introduces alimentos sólidos a la dieta del bebé. Al principio será extraño para él, no lo obligues a que se los coma, poco a poco se acostumbrará a los nuevos olores, sabores y texturas. Esta tabla te ayudará a saber qué alimentos puedes introducir de los 6 meses al primer año de vida:

Edad (meses)

Alimento

Beneficios

6 Cereal de avena o arroz, zanahoria, calabaza, chayote, papa, chícharo y jugo. Aportan hierro, minerales y vitaminas.
7 Cereal de trigo, hígado, pollo y res. Proveen proteínas, minerales, vitaminas y nuevos sabores.
8 Leguminosas machacadas, galletas, pan, sopas de pasta y tortillas. Favorecen la masticación y dan variedad a la dieta.
9-11 Derivados de la leche, jamón y salchichas. Desarrollan la coordinación mano/boca, la habilidad con los cubiertos y mejoran la masticación.
12 Leche, huevo entero y pescado. Ayudan a integrar al pequeño a la dieta familiar y dan la pauta para formar buenos hábitos de alimentación.

Leave a Comment

Comparte en tus Redes Sociales:
Facebook
Twitter
Instagram