Actividades divertidas para pasar tiempo en casa con los niños

Con frecuencia tus pequeños no pueden salir a jugar ni al jardín, pero eso no es un problema, aquí te damos 6 maravillosas y divertidas opciones de juegos para niños en casa, para que se queden dentro y la pasen fenomenal.

Estar en casa no tiene que ser aburrido, al contrario, puede ser el lugar ideal para pasarla de lo más divertido en familia.

Tarjetas

Con un poco de cartón, pinturas de agua, sopas de pasta, hojas secas, estambre y todos los materiales que se les ocurran, podrían crear tarjetas para enviar por correo a los amigos y miembros de su familia. Es un medio de comunicación que ya no se usa tanto pero que aún despierta muchas emociones y una sorpresa así, seguro a les va a encantar.
Tú sólo tendrás que supervisar y ayudarlos a los más riesgosos, además de llevarlos a la oficina postal o al buzón más cercano para que vivan toda la experiencia de enviar correo postal.

Mini spa

Para las princesas, otra opción es armar un spa casero en donde tanto mamá e hija se hagan manicure, pedicura, se maquillen y peinen, pasarán horas muy entretenidas. Para cerrar con broche de oro, salgan super arregladas a comer un helado juntas, de compras o a visitar amigas para que aprovechen haber quedado tan lindas.

Pasillo con obstáculos

Idea junto con tus pequeños qué área de la casa sería la ideal para colocar una serie de obstáculos que todos puedan librar y pasar a través de él tantas veces quieran. Puede ser en el corredor que lleva a las recámaras, la sala o la habitación de tus hijos, ahí pueden diseñar con cinta adhesiva, papel higiénico, listones, resorte o estambre una especie de circuito o telaraña, así como definir el objetivo a alcanzar.
Lo importante de éste juego es que superen los obstáculos sin derribar nada, que cada vez que pasen dejen todo tal cual. Incluso pueden hacer competencias y que gane el que logre pasar sin deshacer nada y complicarlo más adelanta midiendo el tiempo. El ganador puede escoger la película que verán más tarde o el postre de la comida.

Laberintos

Con una tapa de cartón y algunos popotes pueden elaborar un laberinto y atravesarlo con una pequeña pelota de papel, una canica o algo similar. También se puede hacer una versión más pequeña con una caja de CD y jugarlo con un balín. Puedes trazarlo con palillos o cerillos.

Títeres

Otra opción es jugar con títeres de papel o con calcetines, creando diferentes personajes para después inventar el argumento de la obra de teatro que van a representar. Lo importante es estimular la creatividad, dejarse llevar por la imaginación y armar su propia historia.

Zancos

Si tus hijos sueñan con ser equilibristas o simplemente les encanta probar cosas diferentes, ésta es una opción ideal para ellos. Con unos botes de plástico rígido o unas latas de metal, haz un par de perforaciones en cada lado e inserta un cordón resistente para que puedan controlarlos y anden en zancos por donde quieran.

Disfraces

Pueden jugar a disfrazarse sin gastar un solo peso, para ello requieren imaginación y emplear la ropa adecuada. Pueden ser superhéroes, vaqueros y ladrones, cantantes, imitar a mamá y papá o interpretar a cualquier personaje que quieran.

Carritos

Con un poco de cinta adhesiva tracen una pista de carreras en el área de la casa que quieran. Lo divertido de esta pista es que puede ser en cualquier superficie, subir y bajar por donde sea: puertas, sillas, alfombra, la pared o donde se les ocurra. Hagan las curvas más peligrosas o las subidas y bajadas más increíbles y lleven a cabo competencias. Para tus hijos será un momento inolvidable.

Leave a Comment

Comparte en tus Redes Sociales:
Facebook
Twitter
Instagram