¡Abandona la batalla de dar de comer al bebé!

¡Abandona la batalla de dar de comer al bebé!

Para muchos padres, la hora de alimentar a sus bebés puede ser una verdadera pesadilla. Especialmente cuando tu hijo decide que no acepta bocado alguno o escupe todos las papillas que le das. Si el viejo truco del avioncito ya no te resulta, lee los trucos que hemos recopilado en este artículo. Lo primero es no desesperarse. Es más fácil decirlo que practicarlo, pero si tu hijo percibe que estás nerviosa(o), se va alterar también y la tarea de alimentarlo se hará más difícil todavía.

A distraer al bebé se ha dicho

Segundo, hay que encontrar la manera de divertir al bebé mientras se le da de comer. Aparte del ya nombrado “método del avión”, hay varias maneras de distraer a tu niño. Una muy efectiva es usar un títere para darle de comer. Lo mejor es usar un títere en forma de guante, como los que se usan a la hora de bañar al bebé, ya que se puede lavar fácilmente. Si no tienes un títere, puedes hacer uno con un calcetín viejo (las medias deportivas largas son muy buenas). Usa botones de colores para los ojos y lana o cinta para decorar la “cabeza” del títere.

Hay veces en que la distracción hay que realizarla de otra manera. Por ejemplo, puedes cambiar el envase o recipiente de la comida. Tu bebé puede sorprenderte al ahora decidirse a aceptar la comida que minutos antes rechazaba. Cuando empieces a darle colados o papillas con cuchara, lo más probable es que le va a llamar mucho la atención el nuevo objeto que le estás metiendo en la boca. Eso a veces puede ser bueno, pero otras, se convierte en una mini batalla por sujetar la cucharita. Soluciona el problema comprando otra cuchara idéntica para que el bebé juegue con ella mientras lo alimentas.

Qué hacer cuando hay sabores que el niño rechaza

Pasemos ahora a los problemas relacionados con comidas que tu bebé detesta, pero que necesita comer. Por ejemplo, un puré de arvejas. Si tu hijo pone puchero, o cierra la boca firmemente, antes de resignarte, prueba este truco: mete la cuchara en el alimento que no le gusta y luego “baña” la cuchara con una comida que sí le guste (como el puré de melocotones, por ejemplo). Seguramente tú jamás te comerías semejante combinación, pero muchos bebés aceptan de esa forma comidas que antes no tragaban por nada del mundo.

Otro truco es darle en la mañana, antes que cualquier otro alimento, una cucharada de la comida que tu bebé detesta. Hay estudios que indican que al cabo de 10 días, el niño se acostumbra a comer los alimentos que no le gustaron en un principio.

Eso nos lleva a nuestro último consejo: sé perseverante. Cuando quieras introducir nuevos sabores en la dieta de tu hijo, ten paciencia si los rechaza. Espera un par de días y vuelve a intentarlo. Hay veces que es necesario intentar hasta 15 veces antes de que un niño acepte un nuevo alimento. No lo regañes. Es normal. Y hay veces en que los bebés rechazan una cierta comida porque les produce malestar o alergia. Ten paciencia y busca distintas alternativas para asegurarte que tenga una alimentación variada y equilibrada.

Related posts

Mascotas ideales para los pequeños

Mascotas ideales para los pequeños

Que tus niños compartan su tiempo con una mascota les ensañará muchísimas lecciones de vida y también amar y compartir. Estas son las mejores mascotas que tus pequeños pueden tener. ¡Crecerán y compartirán muchos momentos juntos! Peces Los peces pueden enseñarles a tus hijos lo importante que es cuidar a otros. Son mascotas muy sensibles

Tips para sacarle el aire a tu bebé después de que se haya alimentado.

Tips para sacarle el aire a tu bebé después de que se haya alimentado.

Se estima que el 30 por ciento de los casos de cólico en el bebé es caracterizado por llanto inconsolable, distensión abdominal, flexión de piernas y puños cerrados que están relacionados con la presencia de gases. De allí que sea clave tanto la técnica de alimentación como la expulsión de estos para evitar dicho malestar.

Comentar